Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

¿Por qué?

EN LA ZONA DE STRIKE

Fue dramático lo que vimos ayer en el Nacional de Infantil Menor, en nuestro regreso a la chamba después de 21 días de vacaciones: primera entrada del juego entre Culiacán B y Obregón y una ofensiva culichi que tomó como día de campo su deber ofensivo hasta hacerle 10 carreras al pitcheo rival.

¿Qué con eso?: pues que las 10 anotaciones fueron todas sobre el abridor cajemense Daniel Lizárraga. Pasaban batazos y carreras y ninguno de sus entrenadores se apiadaba de él. Lo dejaron morir solo cuando era evidente que el niño no estaba bien. ¿El resultado?: que cuando el pequeño por fin logró el tercer out llegó a la caseta llorando, pues su hombro le dolía severamente. Nosotros fuimos testigos de ello. El pitchercito tuvo que ser atendido por el paramédico de guardia y, a pesar de las recomendaciones de este, el cuerpo técnico no lo sacó del partido, sino que lo envió a la primera base. Fue después de 10 minutos que se les ocurrió sustituirlo.

Ah, por cierto, ayer mismo en el partido anterior algo similar pasó con el abridor de Ahome, Érick Ramírez, a quien su timonel abandonó en la loma y no lo retiró, sino hasta que le anotaron ¡10 carreras!

¿Por qué, señores entrenadores? ¿Se les olvida acaso que están tratando con niños en pleno desarrollo y no con máquinas? ¿Les importa más el score y su futuro en el torneo que la salud y autoestima de un pequeño? ¿Cuándo los jerarcas de la asociación o de las ligas harán algo por impedir estos abusos?

Tips. De lujo los dogouts que el PIDS le construyó a la Liga Humaya en el campo principal. Locales y visitantes no se cansan de "chulearlos". Se tiene contemplado que las semifinales y la final serían durante la misma mañana de este sábado.

[email protected]