Opinión

¿Por qué solapan a la criminal CNTE?

ITINERARIO POLÍTICO
Avatar del

Por: RICARDO ALEMÁN

Ya no tiene caso preguntar ¿quién? No, hoy la interrogante es ¿por qué? Y es que está claro que aquellos que solapan al crimen organizado llamado CNTE, son Gabino Cué, gobernador de Oaxaca, y la Secretaría de Gobernación.

Y están a la vista de todos las evidencias de que esas dos instituciones del Estado mexicano hacen todo para garantizar impunidad total a la mafiosa CNTE. Los criminales de la CNTE vandalizan, secuestran, chantajean, dejan sin educación a millones y hasta crean con dinero público células guerrilleras y… no hay autoridad capaz de actuar. No pasa nada.

Por eso, el sentido de la pregunta debe cambiar. ¿Por qué Gabino Cué y los muchachos de Miguel Osorio —si no es que el propio jefe de Gobernación—, se han convertido en tapaderas de la impunidad de que goza un grupo criminal como la CNTE?

>

¿Por qué los solapan? ¿Por qué la grosera impunidad de una banda criminal que no sólo vandaliza sino que comete un crimen mayor; cancelar el futuro de millones de niños que viven el peor atraso educativo de la historia de la educación pública? ¿Por qué el gobierno de Oaxaca y la secretaría de Gobernación otorgan a la CNTE impunidad tal que —en los hechos—, tiran por la borda no sólo la reforma educativa sino todas las reformas y el sentido mismo de un pueblo democrático, en donde se respeta la legalidad?

¿Será cierto que Enrique Peña, Miguel Osorio, Gabino Cué… y otros "mandatarios" temen hacer valer la ley? ¿O será que asistimos a una decisión política en la que el cálculo electoral está por encima de la responsabilidad frente a los ciudadanos; frente a la ley y al cacareado Estado de Derecho?

¿Por qué la aplicación de la ley, del derecho, de la justicia y del sobado Estado de derecho, se aplican con dureza contra el que roba un pan, mientras los criminales organizados de la CNTE cometen toda clase de delitos y… no pasa nada, no aparece ninguna autoridad, a nadie le importa? ¿Hasta cuándo, presidente Enrique Peña, secretario Miguel Osorio, secretario Emilio Chuayffet; Procurador Jesús Murillo?

Lo cierto es que resulta demoledor, para una democracia en formación, el mensaje que manda el Estado mexicano a la sociedad y al mundo entero, cuando no aparece la ley, no se hace justicia, no ocurre nada frente al salvajismo criminal de un grupo como la CNTE; que impune rompe la ley a los ojos de todos y que, en los hechos, se sabe intocable. ¿No que todo eso cambiaría con el nuevo gobierno? ¿No que el PRI sí sabía hacerlo?

>

Por lo pronto, y ante los ojos del gobierno de Oaxaca y del gobierno federal —y con la complicidad oficial—, la CNTE sigue construyendo con dinero público un grupo de corte guerrillero, de tendencia fascista e influencia chavista; escondido en las siglas del llamado Plan para la Transformación de la Educación de Oaxaca (PTEO) ¿Y qué es el PTEO?

En pocas palabras, se trata de un supuesto programa educativo que, en el fondo, tiene todas las características de un programa de adoctrinamiento radical y guerrillero, cuyo objetivo es preparar a los futuros impulsores de "El Nuevo Socialismo"; es decir, el chavismo. Y no pasa nada.

En los hechos —y gracias al chantaje, la presión y las movilizaciones—, la CNTE ya consiguió que tanto el gobierno de Oaxaca como la Secretaría de Gobernación consideren como parte de la reforma educativa aplicable a Oaxaca, la incorporación del PTEO. Y a pesar del rechazo de buena parte del Congreso de Oaxaca, los líderes de la CNTE han amenazado hasta de muerte a los diputados locales. Y no pasa nada.

Eso sin contar con que Gobernación entregó a la CNTE 15 millones de pesos para la capacitación de normalistas especializados en el PTEO y la promesa de que los normalistas no serán sometidos a examen, según la nueva ley educativa. Y no pasa nada.

>

Por eso, apenas en su reciente Asamblea Estatal —de la semana pasada—, la CNTE aprobó que con el dinero, además de una colecta, en breve instalarán 37 radios "rebeldes", en igual número de municipios "para fortalecer las acciones de ideologización del movimiento". Y no pasa nada.

El pleno de su Asamblea Estatal acordó solicitar a sus 73 mil agremiados una cooperación económica obligatoria de 45 pesos, para lograr un financiamiento de 3.5 millones de pesos para empezar a ubicar las radios rebeldes en todo el estado de Oaxaca. Y no pasa nada.

¿Qué espera el gobierno federal? ¿Estimulan una revuelta social? Al tiempo.

>

En el camino

Tiene razón Jesús Ortega, AMLO no es de izquierda y es un populista. ¿No lo sabía? ¿Por qué hasta ahora se dio cuenta? K