Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Por un Frío Verano

PISTA DE DESPEGUE

Resulta que a Joe R. Lansdale (Gladewater, 1951), autor de 43 novelas, de al menos 29 colecciones de relatos, de varios tomos de cómics principalmente para la mancuerna DC Comics-Vertigo, además de varios guiones para series animadas tanto de Superman como de Batman, apenas y puede presumir que tiene tres adaptaciones cinematográficas de su obra.

Nota, tres películas. Se descartan los otros títulos que han sido cortometrajes o capítulos para series de televisión.

La primer de ellas se estrenó en el 2002. La hizo el siempre genial Don Coscarelli y se llamó Bubba Ho-Tep ¿La recuerdan? La película partió de un relato de Lansdale publicado en 1994 como parte de una antología: The King is Dead.

Bubba Ho-Tep partía de la premisa de que el Rey, Elvis Presley, cansado de la vida de mujeres, dinero, drogas y éxito que llevaba, cambia su lugar con un imitador (que es el que muere precisamente por esa vida de mujeres, dinero, drogas y éxito a la que él renunció) para vivir una vida apacible en Texas, donde se convierte en el mejor imitador de Elvis de la región. Solo que ya entrado en edad y con su salud mermada por un accidente, además de haber perdido su casa en un incendio, va a parar a una casa de retiro para ancianos en la que conoce a un hombre de color que dice ser John F. Kennedy. Entre los dos van armando las piezas de un misterio que está ocurriendo en ese lugar: cada amanecer, uno de los residentes de la casa es encontrado muerto. Algo normal para ese tipo de lugar, dicen los jóvenes enfermeros y doctores, pero que para el singular dueto, testigo de varios eventos extraños que ocurren por la noche en los pasillos de la institución, sólo significa que sus sospechas son ciertas: una milenaria momia egipcia llegó a ese centro de retiro y cada noche sale para alimentarse de las almas de los ancianos.

La segunda adaptación fue de otro de sus relatos: Navidad con los Muertos, dirigida por Terrill Lee Lankford y estrenada directamente en el circuito de festivales en el 2012. Narra la historia del último hombre sobre la tierra, Calvin, que decide festejar la navidad de la forma tradicional y sin detenerse a pensar en las consecuencias: quiere que su casa-fortaleza se llene de luces, también anhela decorar un pino y comer un pavo y colgar medias y obtener regalos. Solo que para que eso suceda, deberá armarse hasta los dientes y salir a esas calles infestadas por hambrientos zombies que llevan ya tiempo sin probar ¿ver? a un ser humano. Y quién sabe, quizá al hacer eso Calvin pueda reencontrarse con su hija y esposa muertas.

La tercera adaptación es la primera de una de sus novelas: Frío en Julio, publicada en 1989. Y es la mejor.

Realizada por la mancuerna de Jim Mickle (director y guionista) y Nick Damici (guionista y actor), y estrenada en mayo del 2014, Frío en Julio es también la mejor película del dúo (sus anteriores títulos son: la claustrofóbica Mulberry St. del 2006, la grandiosa Stake Land del 2010 y el catártico remake de la cinta mexicana Somos lo que Hay del 2013).

Richard Dane (Michael C. Hall) es un sobreprotector padre de familia y comerciante tejano que una noche, al escuchar ruidos en su sala, toma su arma y descubre-mata a un intruso. Y aunque aquel hombre no estaba armado, Richard es absuelto y planea seguir con su vida en paz. Todo va bien hasta que un día, en la puerta de su casa se encuentra con un ex-convicto llamado Ben Russell (un sublime Sam Shepard), que dice ser el padre de muchacho asesinado por Richard. Él le informa que quiere pagar sangre con sangre, así que Richard le pide ayuda a un vecino, el granjero y también detective privado Bob Luke (Don Johnson sacando la casta). Pero conforme el par de hombres avanzan en su defensa-venganza, ambos se dan cuenta que las cosas no son lo que parecen ¿En verdad el intruso asesinado por Richard era el hijo de Ben o es que alguien quiso que aquellos dos hombres se encontraran y colisionaran? ¿Y por qué razones?

Parte una muy bien elaborada revenge-movie, parte un mejor planteado thriller-político-conspiracionista, Frío en Julio (el título es traducción literal del original: Cold in July, pues aún no sé cómo será conocida en México), es otra muestra la buena cosecha que está teniendo el cine independiente internacional en este 2014.

@duendecallejero