Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Por un plato de lentejas

Por: Carlos Marín

Un domingo antes de recular, Javier Corral prometió: “El gobierno de Chihuahua no negociará con el federal la impunidad ni por 900 millones de pesos ni por el presupuesto total anual de la entidad” (Zacatecas, 28 de enero).

Para entonces llevaba cierta ventaja mediática, pero durante la semana fue debilitado por las acusaciones de tortura a un preso ante la CNDH y organizaciones internacionales y usar dinero estatal con fines electorales.

Y el viernes se supo que recibió en enero 400 millones por arriba de las participaciones presupuestadas, pese a que no ha transparentado los recursos de un convenio de 2016 por 770mdp.

Su arreglo con el secretario Alfonso Navarrete lo quiere capitalizar como un triunfo, cuando la canija realidad es que vendió su lucha anticorrupción por 900 millones de pesos (el triste 1.5 por ciento de su presupuesto de 2018 que, de todas formas, comenzó a recibir).

Con lo que obtuvo, Corral dispondrá de lo que casi ningún otro gobernador: dos mil 67mdp, más el pilón de 900.

Perdió credibilidad, pero ganó mucho dinero.