//
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Potencializan malestar

LOS MOCHIS

Agentes preventivos y viales de El Fuerte laboran bajo protesta para manifestar su inconformidad sobre el tratamiento que el alcalde Marco Vinicio Galaviz Serrano le ha dado a la denuncia que interpusieron por los ascensos que se dieron supuestamente de manera irregular en la pasada administración de Eleazar Rubio Ayala. Y es que en lugar de resolver el caso, que esperan sea para revocar dichos ascensos, se ha emprendido una cacería de agentes y mandos, a quienes los han removido hacia las sindicaturas lejanas de la cabecera municipal.

Lo anterior alertó a los agentes preventivos y viales sobre un hostigamiento de parte de los mandos de la corporación con el aval de quienes gobiernan el municipio, entre los que señalan al secretario de la comuna, José María Flores.

En ese sentido, ven que el cambio de administración panista a priista está resultando igual o peor porque en lugar de resolver los problemas heredados los está agudizando.

En una acción radical, no sería remoto que los agentes y mandos de la corporación decidieran parar labores, como ya lo hicieron en repetidas ocasiones en el trienio pasado en exigencia de lo más sangrado: el pago de sus salarios y prestaciones. El movimiento de los policías tuvo el respaldo de la sociedad fortense, pero hoy un paro laboral no tendría el mismo impacto porque los pagos se han regularizado. La demanda de revocación de los ascensos no le da para tanto. Incluso, el alcalde Marco Vinicio Galaviz y su secretario, José María Flores, pueden salir con que los ascensos los está revisando la Comisión de Honor y Justicia, un órgano ciudadanizado.

Sin embargo, la comuna tiene una corresponsabilidad en esa instancia que ya debería haber resuelto la queja de los policías. No es correcto que la inconformidad de los policías crezca y repercuta en la seguridad de los fortenses. Mucho menos es adecuado que se tomen medidas represivas contra los agentes que se atrevieron a cuestionar los ascensos que se dieron en la administración pasada.