Opinión

Pretendieron resucitar a Paul Joseph Goebbels

ELENCO POLÍTICO

Por: Martín Mendoza

En la tierra del burócrata sinaloense más afortunado del sexenio, David López Gutiérrez, por el manejo de la comunicación social del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, paradójicamente los comunicadores de Sinaloa tomarán hoy el pavimento de las calles de Los Mochis, Guasave, Guamúchil, Culiacán y Mazatlán, para manifestarse contra la intención inicial de aplicar una ley de sometimiento a la libertad de expresión, inicialmente contra los que cubren la nota roja, que tendrían que someterse a la espera, criterio, adulteración, direccionamiento y ocultamiento de la información.

Unidad. La marcha de los informadores, respaldados por las empresas periodísticas, radiofónicas y digitalizadas, ocurrirá a partir de las 09:00 horas y a tres días de que el gobernador, Mario López Valdez, diera marcha atrás mandando una iniciativa de reforma a la contrarreforma estatal que violentaría el artículo séptimo constitucional si, como lo había autorizado el jueves anterior el Periódico Oficial del Estado, entraría en vigor el 15 de octubre. El asunto bautizado como 'Ley Mordaza' acaparó la atención a partir del descubrimiento de que ni el presidente del Congreso del Estado, diputado Jesús Enrique Hernández Chávez, ni su área jurídica, según reveló en sus primeras iniciales declaraciones el veterano político -equipo del cual forma parte el expresidente del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, Roberto Camacho Castro-, ni los diputados, a los que les pagan mucho dinero por leer, estudiar y luego aprobar o rechazar –según sea el caso- iniciativas de ley que se presentan, ni los reporteros que cubren la fuente, se enteraron de qué se trataba. Los diputados, que días antes habían comido en Altata con el gobernador, ¡unánimemente votaron la ley!, dando tremendo retroceso al pasado.

Pa' fuera. Esto ha marcado la agenda noticiosa en estos días, pero nadie ha tocado otros aspectos delicados de la reforma a la Ley Orgánica de la Procuraduría General de Justicia y de la Ley de Seguridad Pública, como es el caso de que a los sinaloenses les quitan la exclusividad de ocupar la titularidad de la Procuraduría de Justicia del Estado, de las jefaturas de los cuerpos policiacos y se abren las puertas para que cualquier vecino de otras entidades los desplacen. Todo porque pronto entrará la tan anunciada y postergada Gendarmería Nacional, o sea el mando único de los cuerpos policiacos, o sea la grosera centralización del poder.

Resucitar a Goebbels. O sea los que los reaccionarios diputados que ahora sí han unido a todos en su contra –ojalá que algunos de ellos sigan hablando, así como los presidentes de los partidos políticos que ningún control tienen sobre ellos, como tampoco respeto por la sociedad por su amasiato con el gobierno- nunca se dieron cuenta de que aprobaron la resurrección de Paul Joseph Goebbels, ministro de Propaganda de Adolf Hitler, para que, por medio de boletines, se manejara la información de la nota roja. Marco Antonio Higuera, procurador de Justicia del estado, que desde su arribo al puesto sueña con desempeñar ese papel –a los reporteros de policiaca los quería de delatores— tendrá que esperar mejor ocasión para emular al nazi.