Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Prevención ineficaz

GUASAVE

La televisión nacional trae a la provincia imágenes de una serie de drásticos e impresionantes operativos policiacos que el gobierno federal en un intento por frenar la desatada violencia ha desplegado en zonas de conflictos, en algunos casos con resultados y en otros no tanto.

Las autoridades responsables de la seguridad pública, con apoyo del Ejército, implementan de manera frecuente acciones de prevención y combate contra el hampa en estados como Tamaulipas, Guerrero y Michoacán, por hablar de los más convulsos por efectos del fenómeno delincuencial.

En todos esos casos las enérgicas batidas para contrarrestar la criminalidad que trastoca la paz social y mantiene en permanente zozobra a la ciudadanía se constriñen a la práctica de sorpresivas y aleatorias redadas de maleantes en sectores escogidos con base en el conocimiento que se tiene de la operación de los grupos hamponiles y sobre los que se actúa directamente.

Viene a cuento el antecedente porque en Sinaloa sigue a la espera por parte de la Secretaría de Seguridad Pública y las policías municipales ofrezcan una respuesta efectiva a sus reclamos de poner un hasta aquí a tanto hecho criminal, pues dicho sea de paso el escenario que en materia de seguridad no es lo que llama precisamente un vergel.

Se sabe que uno de los factores que obran en contra de eficientes programas de prevención de delitos estriba en que los gobiernos municipales y aún el del estado mismo, enfrenta serios apuros económicos.

Sin embargo también se tiene la impresión de que los escasos o al menos insuficientes recursos de los que disponen las policías no han sido debidamente aprovechados o quizá no se le ha puesto un poco de imaginación para optimizar los pocos con los que cuenta para tal propósito.

Bastante se ha insistido en atención a las exigencias de los sinaloenses en la necesidad de que las corporaciones municipales en coadyuvancia con la Estatal Preventiva ponga en práctica operativos del tipo y tenor de los que en otros puntos del país se realizan, verbigracia en Monterrey.

Tal vez no sean las redadas y los puntos de supervisión policiaca, métodos ortodoxos ni elegantes para buscar amainar los índices delictivos que atosigan a la sociedad, pero de lo que sí estamos ciertos es que ante la agresividad que enseña el hampa resulta necesario muchas veces ir más allá de los sistemas tradicionales, sobre todo si hay resultados con aquellos, porque como reza el refrán, "para los perros, los coyotes".

Si la autoridades policiacas locales se pusieran de acuerdo con sus homólogos de la Estatal Preventiva para emprender enérgicas acciones, desde luego dentro de un marco de respeto a las garantías individuales y empezaran a establecer contenciones a sus actividades, se tiene la seguridad que la sociedad se los agradecería profundamente y lo que es más importante, estarían cumpliendo con su deber de protegerla.

La verdad es que a como están las cosas en asuntos de violencia ya no se debe andar con "chuchuluqueos" con la bola de vagos, vándalos y delincuentes del orden común, como tampoco es posible que 100, 200 o 300 malhechores traigan en jaque a las ciudades más importantes, como ha estado ocurriendo.

Se apuntan.- Por los rumbos del gabinete de Armando Leyson también "hace aire" en cuanto a aspiraciones políticas para las próximas elecciones. Por lo menos uno, piensa que tiene oportunidad de participar con posibilidades en el proceso interno del PAN.