Opinión

Prevención que puede salvar la vida

Por: Opinión Estatal

El Instituto de Cancerología de Sinaloa está dando a conocer cifras que sobrecogen. Fríos números, pero que reflejan claramente la letalidad de la enfermedad. El cáncer de ovario.
El 60 por ciento de las mujeres que sufren de este padecimiento muere por la simple y sencilla razón de que la detección del mismo no fue temprana, de ahí el llamado, al igual que se hace con el cáncer de mama, a realizarse estudios periódicamente.
Contrario al cáncer de mama, en donde la autoexploración puede dar indicios, en el de ovario es muy difícil encontrar las señales de alarma, pues los síntomas se pueden confundir con otros padecimientos, de ahí esa terrible estadística de alta mortandad por detección tardía.
Si bien esta enfermedad suele presentarse mayormente en mujeres mayores de 60 años, el instituto revela que en los últimos años se han dado casos en mujeres con una edad muy inferior, por ello alertan sobre la necesidad de realizarse al menos un estudio al año, de tal manera que si este cáncer, lamentablemente, llegase a aparecer, atacarlo en su etapa temprana y elevar las posibilidades de éxito.