Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Problema de fondo, no de forma

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL

En medio de discursos de ponderación sobre avances en materia de salud pública en el estado, la secretaria nacional del ramo, Mercedes Juan López, presidió la instalación de la Red Sinaloense de Municipios por la Salud y el respectivo Consejo Estatal.

Viene a ser esa organización, según lo informado, dentro de las estructuras ya en operación, una opción más para la atención médica a problemas torales de salud pública, entre ellos las enfermedades de diabetes y obesidad, que padece el 10 y el 70 por ciento de la población en México.

En el papel, el citado organismo está pletórico de buenas intenciones, pues, ciertamente, si hay algo que requiere el país son mejores políticas públicas de salud, ya que una inmensa mayoría de mexicanos carece de los más elementales servicios de atención médica.

Y no es que se nieguen los logros que los gobiernos de los distintos niveles han tenido para resolver los graves padecimientos de la población, sobre todo si partimos de la asistencia que presta el Instituto Mexicano del Seguro Social que, pese a muchas deficiencias, es, sin duda, la mejor alternativa para curar los males de salud de un alto porcentaje de pacientes.

Lo anterior, sin embargo, con todo y también que se cuentan con programas como el Seguro Popular y los mismos centros de atención de la Secretaría de Salud, estos no son suficientes. Por eso, existe confianza en que los programas que ahora se ponen en marcha y en los que se involucra a todos los municipios, la salud de los sinaloenses venga a protegerse mejor.

Es cierto, como se dijo ayer en, que el tema de salud es un tema de fondo que debe ser satisfactoriamente resuelto, porque nadie puede ser productivo ni sentirse a gusto cuando se tiene una población en crisis, enferma e improductiva.

La Red Sinaloense de Municipios por la Salud y el respectivo Consejo Estatal bien enfocado tendrá que rendir los frutos que se esperan. Toda ayuda es bienvenida, pues lo prioritario es consolidar las estructuras ya existentes a fin de que cumplan con su delicada misión de curar y prevenir la salud de los mexicanos.