Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Productores olvidados

GUASAVE

Guasave.- La sola declaración de funcionarios que muestran poca sensibilidad ofende a quienes de alguna manera están desesperados por falta de pagos de parte de los acopiadores.

El ejemplo más claro de esa insensibilidad es lo declarado por el director en jefe de la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (Aserca), Baltazar Hinojosa Ochoa, quien dijo que el retraso en pagos a productores de frijol es cosa menor.

Y es que habría que preguntarle a quienes aún les deben la cosecha desde febrero y que tienen deudas con el banco y con diversos proveedores. ¿Qué piensan de lo que dijo el funcionario?, ¿Será una característica que deben tener quienes están al frente de puestos de gobierno el tener insensibilidad?

Por muchos es sabido la forma en cómo se han venido desplazando los agricultores, muchos de ellos viven de lo que les da la tierra y no tienen otras alternativas que esperar a que les liquiden la cosecha.

Pero para que su desencanto sea mayor se tienen que enfrentar a ese tipo de situaciones relacionadas con el servicio público.

Y por si eso fuera poco se le suma la escasez de liderazgos, quienes han preferido tener una tímida representación que salir a las calles y defender a sus representados. Que les valga que en estos momentos no hay temporada política, sino júrelo que todos estuvieran tratando de llevar agua a su molino.

Y si por alguien se trata de alebrestar, ahí están las demandas que se interponen contra quienes han encabezado protestas en la carretera federal o en los plantones que se han efectuado en la Secretaría de Agricultura.

Es decir, si hay algún liderazgo que se atreva a protestar, antes deberá de pensarlo por las posibles represalias que se puedan tomar contra ellos.

En esto de la producción agrícola los discursos de los gobernantes y las protestas, cada quien debe verlo desde su perspectiva, ya que al parecer cada quien quiere sacar ganancias y en donde los afectados, como siempre, son los de abajo.