Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Propaganda, disfrazada de estrategia

ESTRICTAMENTE PERSONAL

En la Presidencia de la República llegaron recientemente a una conclusión: la estrategia digital no está funcionando. El diseño durante el primer año de gobierno no rindió los frutos esperados, sino al contrario, el nivel de aprobación del presidente Enrique Peña Nieto cayó, su desaprobación subió y fue perdiendo el consenso. Estudios demoscópicos realizados en Los Pinos probaron que su trabajo en redes sociales no estuvo a la altura del desafío y que aspectos que antes habían soslayado, tenían mucho más importancia, en impacto y alcance, de lo que habían pensado.

Como una de las respuestas inmediatas, funcionarios de la Presidencia circularon una propuesta a mandos medios y altos del gobierno para construir un blindaje. La idea propone "una asociación independiente, sin fines de lucro, conformada por funcionarios de diferentes niveles de la administración pública, que se guían por su convicción y compromiso para mover y transformar México". Su nombre es "Yo Muevo a México", inspirado en el discurso del presidente en mayo del año pasado, cuando al presentar el Plan Nacional de Desarrollo dijo: "es tiempo de actuar por México y mover a México".

Mover a México ha sido un himno presidencial para inyectar adrenalina a los mexicanos, pero su palabra no ha bastado. El objetivo de esa nueva asociación es "crear una red nacional de multiplicadores de mensaje, para dar a conocer entre su círculo de influencia el impacto directo que las acciones, programas y políticas públicas tienen en la vida de los ciudadanos". Desarrollada a lo largo de cinco páginas, la propuesta parece un poco ingenua, y con conceptos más en el deber ser, que en la praxis política.

El perfil de sus miembros, por ejemplo, exige un "expediente intachable, comprometidos y apasionados por mover y transformar a México; líderes, entusiastas y activos, con capacidad de comunicación y disponibilidad para desempeñar actividades extra curriculares y pro-bono". Sus integrantes serán dirigidos por "titulares", que son "cinco líderes de red que (que) cuenten con las características necesarias para encabezar a su grupo, de acuerdo con los objetivos de Yo Muevo a México".

Según la propuesta, cada "titular" supervisará a 30 miembros, que trabajarán fuera de los horarios de oficina y sin utilizar recursos del erario, para evitar problemas políticos y administrativos. A los "titulares" se les da un plazo de reclutamiento hasta el 1 de septiembre, a fin que garanticen "la selección cuidadosa" conforme al perfil definido, y para que incorporen a miembros en diferentes estados. La estructura pretenden tener tres mil 450 integrantes de esta red de activistas de la burocracia, animadores, entusiastas y dispuestos a dar su tiempo, esfuerzo y dinero, por la causa presidencial.

Los cinco "titulares", de acuerdo con la propuesta, tendrían que haber estado nombrados a más tardar el 20 de junio pasado. En el sitio web que se está construyendo para esta "asociación independiente", adelanta la propuesta, se ofrecerá apoyo a sus miembros para realizar presentaciones, videos, artículos, fotografías y la elaboración de mensajes clave. Además, publicarán un boletín llamado "México Avanza" y se creará un sistema de alertas para el envío de correos electrónicos con información relevante en coyunturas específicas que ayuden a diseminar inmediatamente.

Todos los miembros serán evaluados de acuerdo con el desarrollo de al menos una de las tres actividades propuestas: 1) trabajo editorial, con publicaciones y entrevistas en periódicos, revistas y portales; 2) conferencias o pláticas, donde se exigen dos de ellas con una audiencia superior a 30 personas para la promoción de las acciones y los logros; y 3) actividades en las redes sociales, Facebook, Twitter e Instagram, donde cada miembro deberá producir al menos tres publicaciones semanales con 30 impactos cada una. La clasificación por desempeño se establece en cuatro niveles: participante, que cumple con su meta mínima; promotor, que duplica su meta mínima; movilizador, que triplica su meta mínima; y transformador, que cuadriplica la meta mínima.

Pero no todo es esfuerzo. La propuesta también contempla incentivos, que van subiendo en cantidad según más importante sea el nivel de sus miembros. Entre los premios se ofrecen reuniones con "personas del ámbito político al más alto nivel", e invitaciones a eventos nacionales o entrega de becas. No hay nada más, lo que hace pensar que para un mando medio y superior, esos incentivos realmente no son atractivos. Esta columna envió un correo electrónico al responsable visible de la asociación ([email protected]) para solicitar información sobre la asociación, y entró a su cuenta de Twitter, @yomuevoamexico, pero está cerrada. Su cuenta en Facebook, tampoco existe aún.

La propuesta está en construcción, pero todo el esquema sugiere una operación de propaganda a través de redes sociales. Empero, este tipo de iniciativa entre obligatoria y voluntarista lleva a varios problemas de ejecución. Una acción de propaganda requiere de estímulos reales –económicos–, o de personas que estén ideológicamente comprometidas con la causa, lo que no existe porque la propuesta carece de ideología y, sobretodo, de sentido práctico. Se puede argumentar que si esta es la forma como en Los Pinos piensan que darán la vuelta a la desaprobación presidencial y a su caída en la aprobación de su mandato, se equivocaron de estrategia y no estaría mal, quieren tener éxito, volver a empezar.

[email protected]