Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Prostitución en línea

LOS MOCHIS

El negocio de la prostitución en Los Mochis sigue intacto pese a estar a la vista de las autoridades judiciales estatales y federales, quienes son las encargadas de combatirlo. Ya no sólo es el viejo sistema tradicional el que se implementa, sino que poco a poco se desarrollan nuevas estrategias operadas mediante el internet, en donde se pacta el cambio de relaciones sexuales por dinero.

Ahora, los contratos sexuales se realizan online, en línea. Es un sistema moderno que es fácil de detectar por el acceso directo al negocio, pero que en igual de desmantelarse, la red de prostitución sigue floreciendo por omisión, complicidad o negligencia de los responsables de detener a los que explotan a las mujeres que por necesidad o cualquier otro factor se involucran en esa actividad. El ejemplo más nítido del negocio en línea es el que lleva Damas de compañía & escorts en Los Mochis. Esta tiene su página web, en la que se detalla el servicio que prestan con mensajes atrevidos y sugestivos. Asimismo, se muestra el catálogo de jóvenes de 20 a 26 años dispuestas a complacer al que solicite el servicio. En la misma página web aparece el número telefónico, que al marcarlo contesta una mujer, misma que revela abiertamente la información sobre el servicio sexual que le dará la chica que elija a cambio de mil pesos por hora. La mujer detalla el procedimiento a seguir: el servicio se tiene que pedir una hora antes, el cliente tiene que apartar la habitación de algún hotel y hasta ahí le llevan a las jóvenes para que escoja o si la eligió ya del muestrario que está en la red, pues ya sólo le llevan esta.

Con este sistema, los regenteadores se protegen porque las jovencitas ni siquiera los conocen, ya que son reclutadas y contratadas para los servicios mediante llamadas a sus teléfonos celulares. Esto es en el mejor de los casos, pero no se descarta que también se realice la trata de personas con esta finalidad, en la que jovencitas estén contra su voluntad.

El problema es que a la red tienen acceso menores y jóvenes que distorsionan sus mentes con este tipo de imágenes y servicios sexuales, por lo que urge que las autoridades contengan el avance de la prostitución en cualquiera de sus modalidades, pero principalmente en línea.