Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Protección Civil

GUASAVE

El balneario Las Glorias, que es el único centro recreativo con ciertas características turísticas, aunque modestas, de mayor atracción para los guasavenses, merecería de las autoridades del ramo un cuidado en materia de seguridad más efectivo que el implementado .

En esas playas, pero especialmente en la llamada "La Ensenadita" han ocurrido, si bien es cierto no con la frecuencia que llame a una alerta, lamentables accidentes que han cobrado la vida de varias personas.

No hace mucho, cuestión de meses o semanas, la muerte de dos o tres visitantes, se han sumado a la lista de tragedias en la zona, asunto que tendría que mover a una reflexión y al mismo tiempo a reacciones de providencia para tomar medidas que disminuyan los altos riesgos que implica bañarse en las traicioneras aguas del Golfo de California.

Reza un dicho que la muerte es lo único que tenemos seguro en este mundo y cuando toca es porque así está escrito y por lo tanto nadie puede torcer el designio.

Habría que reconocer sin embargo que hay fatalidades tan absurdas que uno piensa que si no se hubieran facilitado las cosas para que ocurrieran, quizá se pudieron haber evitado.

Yo no digo que la serie de desgracias que se han registrado desde hace muchos años en las turbulentas aguas que bañan las playas de la región, donde lo mismo se han ahogado niños, mujeres, ancianos y adultos se hubieran prevenido.

Pero bueno igual, a lo mejor y no habrían escapado a su destino, si en cada uno de los accidentes estuviera presente un equipo humano con recursos para auxiliarlos, pero si hay la seguridad de que si uno que se hubiera rescatado con vida, justificaba cualquier operativo por costoso que fuera.

Todo lo anterior viene a cuento por la alta concurrencia de paseantes a las playas los fines de semana que intentan zafarse, aunque sea por unas horas, de los calorones de la temporada yéndose a Las Glorias, donde los operativos para preservar la seguridad de los visitantes tiene muchas limitaciones.

La Dirección de Protección Civil que como su nombre lo indica asume la tarea de brindar apoyo a la sociedad, no sólo en casos de desastres naturales, sino también en el renglón de seguridad turística, auxilio, atención e información a la población en general, sería necesario que en ese sentido hiciera un alto en su responsabilidad y tras una autoevaluación, intentara modificar su esquema de operación.

Evidentemente Protección Civil no tiene cubiertas áreas que le competen, como es el caso que nos ocupa y si las tiene, las realiza con muchas deficiencias, pues su trabajo no debe constreñirse al "trabajo de escritorio" y a la espera que se presenten fenómenos naturales para actuar.

A Protección Civil le es un imperativo empezar a tomar las medidas de precaución en los balnearios y no solamente durante Semana Santa, partiendo del hecho que estamos en pleno periodo vacacional y la asistencia al balneario es muy nutrida.

Minimamente PC con apoyo de los gobiernos, el Comité de Turismo y de Obras en aquella comunidad costera, tiene que empezar por tener una vigilancia constante por la peligrosidad de las corrientes marinas y lo riesgoso del oleaje en temporada de lluvias.

También es importante que Protección Civil capacite a personal para especializarlo en rescate con los aditamentos que permitan intervenir con posibilidades de éxito en cualquier tarea de auxilio que se les presente, principalmente durante los fines de semana que son los días más concurridos.