Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Psicosis infantil

NUESTRA OPINIÓN GUAMÚCHIL

En la ciudad la psicosis que se vivió por el intento de sustracción de una menor de un plantel educativo cobró fuerza, dejando a varios padres de familia y maestros pensando en las diversas consecuencias que se tienen cuando no hay seguridad suficiente en las escuelas.

Atrás quedaron esas ideas de que sólo en el DF, o en países como Estados Unidos, este tipo de casos son exclusivos de aquellos lugares.

Sin embargo, este hecho en particular invita a la población de la región del Évora a pensar un poco en las acciones que deberán emprenderse para que este tipo de acciones no se ejecuten y a su vez garanticen la seguridad que padres de familia, alumnos y maestros necesitan.

Es fundamental analizar cómo en México las cifras en rapto de niños son alarmantes, pero gracias a la alerta Ámber se han logrado localizar a muchos menores, incluso se ha manejado en diversos estados del centro del país, como Tlaxcala, que la desaparición de pequeños puede deberse a la trata de personas.

Cuán importante es que desde el primer núcleo al que pertenece un ser humano, que es la familia, se tenga la suficiente comunicación con el manejo de información, así como las medidas de seguridad que deben implementar jóvenes y niños cuando estén en una situación como la que se presentó en el plantel educativo local.

Aquí lo realmente importante no es que se establezcan medidas para cuando el hecho haya sucedido, sino evitar que esto llegue a presentarse y que el desespero se apodere de las víctimas.

Ante esto, es conveniente que autoridades educativas, municipales y los mismos padres de familia establezcan diversas dinámicas para garantizar la seguridad de los niños y jóvenes.