Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

¿Qué ayuda a la recuperación de México?

Hay expectativas de que el segundo semestre aumente el crecimiento de la economía mexicana, pero es importante saber qué factores empujan ese crecimiento y cuáles lo frenan para corregirlos. Hay dos motores en la economía, el interno y el externo. Ante un bajón del crecimiento en 2013, el actual gobierno le apostó al aumento del gasto público como principal carburante para acelerar el motor interno, ante la alternativa de que fuera la inversión y el gasto privado.

El retraso en el ejercicio del gasto programado en el 2013, la baja de ingresos de Pemex y el saqueo en varios Estados en años previos, que dejaron secos sus presupuestos, llevaron al gobierno a decidirse por un aumento de impuestos para tapar los hoyos y gastar más sin que creciera a niveles alarmantes el déficit presupuestal, la deuda y lograr un mayor crecimiento a corto plazo.

Hasta ahora lo que más ha crecido en México son los ingresos del sector público, el número de mexicanos que paga impuestos, la transmisión de recursos a los Estados y el gasto público a un nivel récord de 14.3% en los cinco primeros meses del 2014 con respecto al mismo período del 2013. El costo de esos crecimientos es una caída en la inversión, empleo y consumo privado. Se sacrifican las finanzas de ciudadanos y empresas para que el gobierno gaste más con el teórico objetivo de crecer más.

La política económica de convertir al gasto en el principal incentivo del crecimiento ya mostró su fugacidad y peligrosidad en muchos países, entre ellos España, Grecia y el mismo México en los años 70 y 80.

El Banco de México en un reciente comunicado señala que espera "mejoría en el ritmo de crecimiento de la economía, como resultado de un mayor dinamismo de las exportaciones…" es decir, por el motor externo, no por el mayor gasto público. Para acelerar el motor interno es necesario bajar tasas de impuestos y desreglamentar, lo que implica necesariamente correcciones a la reforma laboral y fiscal, que tal como están son obstáculos y no apoyo al crecimiento.

[email protected]