Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Que bonita familia

GUASAVE

Al margen de los primero tropiezos de Luis Fernando Chinchillas Cota, el oficial mayor que como la 'Chimoltrufia' primero dijo una cosa y luego dijo otra, por aquello de que eran 100 los aviadores y después resultó que siempre no, que eran entre 40 y 50, la confirmación que hizo ayer de que ex funcionarios públicos tenían metida a parte de su parentela en la anterior administración municipal y además influyeron para sindicalizarlos de una manera "sospechosa" no es cosa menor.

La denuncia que para muchos, sobre todo defensores de la anterior administración, tiene tintes mediáticos, es una situación que más allá de la polémica debe ser investigada a fondo, pues podría ser el reflejo de una especia de "mafia" o tráfico de influencias al interior del gobierno municipal, solapado todo por altos funcionarios y con la complacencia de los mismos dirigentes sindicales.

Lo revelado ayer por Chinchillas no ha confirmado aún si la sindicalización en el Ayuntamiento de la esposa y cuñada del líder sindical de la Jumapag, Roberto Acosta, sea parte de los arreglos que se presume hizo con la administración pasada a cambio de mantener a raya a los sindicalizados ante el no pago de aguinaldos ni entrega de ahorros, un cambio de favores, pues. Quien tampoco se quiso quedar atrás y ahora resulta que fue evidenciado es el ex oficial mayor Manuel Zambada, quien aprovechó sus tres años en el servicio público para abogar por su cuñada y lograr que la sindicalizaran.

Ahora lo que la ciudadanía espera es que por un lado el oficial mayor no abanique tanto en la revelación de irregularidades y que por otro lado se investigue y se sancione a quien se tenga que castigar, pues finalmente es una responsabilidad que tiene el gobierno municipal.

Pero no conforme con eso habrá que evitar caer en los mismos vicios que por años han sangrado las finanzas del municipio, esas que no son otra cosa mas que el dinero del pueblo, al que se deben los gobiernos y al que ningunean a su antojo.