Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Que despejan sospechosismo en torno a lámparas LED

Altos directivos de la empresa que vendióse sientan con gente del Ayuntamiento para aclarar dudas

Pareciera que en la polémica que se libra en torno a presuntas deficiencias del sistema de luminarias LED instaladas en las postrimerías del gobierno anterior, la sangre no llegara al río.

Y es que el nuevo gobierno tiene o tenía la impresión que debido a una mala instalación o en su caso, la posibilidad de que el nuevo alumbrado púbico no reúne los satisfactores requeridos para un funcionamiento eficaz que permita por lo tanto un servicio optimo, pese a lo millonario de la inversión que se aplicó, y por lo que los guasavenses están pagando.

Sin embargo, se tiene conocimiento de que directivos de la empresa con la que se realizó la operación de compraventa se han sentado con gente del Ayuntamiento a fin de sostener una serie de entrevistas y conocer de los probables fallas de las luminarias en servicio, y en caso de que las hubiera y fuera necesario, cumplir con la garantía, cuya cobertura es por diez años.

Incluso, revelaron fuentes autorizadas, la compañía que vendió las luminarias inició junto con técnicos de la Dirección de Obras Públicas una supervisión detallada del sistema de alumbrado para la detección de fallas de las nuevas lámparas con el propósito de reponerlas si acaso están defectuosas.

El directivo nacional de la empresa no descartó que pudiera haber situaciones que corregir en el universo de los miles de dispositivos eléctricos instalados en las principales calles citadinas y en algunas de poblados rurales. 

“Son fierros”, subrayó, que por diversos factores resultan ser susceptibles de defectos por diversos motivos, pero lo que no implica por fuerza que tengan que ver con la calidad de las luminarias que comercializan que fue certificada y debidamente autorizada por laboratorios especializados de la CFE. 

También dijo que algunas pueden fallar en un porcentaje razonable que perjudiquen su funcionamiento por causas no necesariamente atribuibles a los artefactos 

Señaló de manera enfática que en ocasiones ocurre, que los altibajos de los voltajes provocan daños a los focos, como igual puede suceder que se roben los cableados de cobre, algo muy común en muchas partes, para comercializarlo clandestinamente, o simplemente los conectores al agotarse su vida útil no sirvan.

Pero como decíamos líneas arriba, altos directivos de la empresa, según explicaron dialogan con las autoridades para componer lo que se pueda descomponer en el sistema de alumbrado público, “porque para ello el contrato de compraventa contempla la garantía de diez años”.

Por otra parte, dieron a conocer que el actual gobierno tramita ante la Comisión Federal de Electricidad que se le haga efectivo con carácter retroactivo el ahorro que está generando el moderno alumbrado, y cuyas gestiones se encuentran muy avanzadas.

Claro, al final habrá que ver que su cliente, luego de la disposición mostrada por la compañía para resolver problemas que presente el sistema, finalmente quede satisfecho, y el sospechosismo creado en torno al programa que contrato la administración de Armando Leyson finalmente quede diluido.