Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

¡Que diga Luis, que diga!

GUASAVE

Un "twitazo" en la cuenta oficial del exdiputado Luis Cárdenas Fonseca, inesperado, confuso y que seguramente no tardará en descifrarse, si acaso tuviera algún grado de veracidad, empezó a levantar especulaciones en la clase política pueblerina y por lo demás la metió a la dinámica de los "saurinos": adivinar quien es el aludido.

Y dice así: "los guasavenses sin memoria, en el próximo cambio del PRI Municipal aplaudiremos a un CORRUPTO (sic). Otra oportunidad perdida". El mensaje es dirigido a @CCQ, César Camacho Quiroz, en cuya red personal debió haber caído inmediatamente y sin mayores trámites.

En eso de interpretar el lenguaje de los "cibernéticos" no somos duchos, pero hasta lo que alcanzo a entender, -paradojas de paradojas- dentro de su subjetividad, además de tener un destinatario específico, parece estar anunciando que el próximo presidente del Comité Municipal del PRI será un priista de mala fama y lo que es peor, documentada.

Qué sabrá Luis Cárdenas al respecto para enseñar su proverbial mal talante y luego responder a uno de sus agregados en "twitter": Estimado, todos tenemos historia, es cuestión de revisarla e igual dirigido el msg al líder nacional del PRI, a modo de reclamo, remata con un: "No abusemos de la desmemoria local".

Bueno de que en el partido los hay, los hay, porque como canta "el Rojo", de los priistas guasavenses se hablan muchas cosas, pero nada comprobadas, no por lo menos en cuanto a los hombres y mujeres que aspiran a presidir lo que queda del PRI en este municipio.

Ahora bien, razón le sobra a Cárdenas Fonseca al reprochar que los guasavenses somos unos olvidadizos, por lo que sería oportuno que nos refrescara la memoria, si en su poder obran pruebas fehacientes de que el que asume sucederá a Diana Armenta es un "picarazo" de "siete suelas", que fue lo que dijo, aunque de manera un poco más elegante.

Digo yo, porque lanzar la acusación al aire, es grave, partiendo del hecho que a quienes mencionan con posibilidades de llegar al PRI son personas que aún siendo priistas, guardan conductas públicas y privadas impecables.

Bajo esa circunstancia, nosotros diríamos que además de aventurado es injusto que a todos los meta en el mismo costal del prejuicio y se les involucre en un señalamiento del tipo y tenor del que hace el exdiputado, sin demostrarlo. ¿O si podrá?

Y digamos si no, la lista de aspirantes incluye figuras como Crescencio Algándar, Guadalupe Barraza, que son de la cuadra de Cárdenas; Efraín Ibarra, Feliciano Valle, Carlos Chávez, José Menchaca y Víctor Espinoza, entre otros hombres de reconocida solvencia moral.

Entonces parafraseando a un viejo comerciante del Mercado, habría que exigir: ¡que diga Luis, qué diga!

Oiga y a propósito.- En pasillos palaciegos circula la versión, propagada por la propia titular del área de Finanzas que un altísimo, el más alto quizá, exfuncionario de Tesorería, fue obligado a reintegrar al cajón del erario la bonita y nada despreciable suma de 100 mil pesos, bajo la advertencia de que si se negaba el asunto iba a ventilarse públicamente.

Abunda el trascendido que la emisión del cheque que se acreditó el personaje de marras, cuyo nombre no fue revelado, fue por concepto de arbitraria e improcedente autoliquidación, pero de una manera tan evidente, por no decir que grotesca, que como el slogan del perfume Patrichs: este hombre tambien dejó huella.