Selecciona tu región
Opinión

¿Qué es la agricultura 4.0?

CAADES 

  • CAADES

Por El Debate

-

La máquina a vapor, el modelo de automóvil Ford T y la computadora personal son producto de las tres revoluciones industriales por las que pasamos a lo largo de la historia. La cuarta es la llamada industria 4.0. El mundo está cambiando, y también el sector primario de donde se deriva la agricultura 4.0.

Estos objetos representan, respectivamente, el inicio de la mecanización, la producción en línea en masa y la automatización de procesos. La cuarta revolución se caracteriza por la aplicación de la inteligencia artificial. Pilar fundamental en la actual agricultura de precisión.

La innovación es clave para mejorar la productividad, la sostenibilidad y la resiliencia en la alimentación y la agricultura. La agricultura 4.0 es un concepto que está ganando nuevos seguidores en el campo y se caracteriza por implementar herramientas tecnológicas para optimizar el uso de recursos.

La agricultura 4.0 se basa en la recopilación y análisis de datos sobre el campo con el objetivo de mejorar la calidad de los cultivos y reducir los efectos en el medioambiente. Esto es posible con el uso de las nuevas tecnologías. Los drones (y otros robots), sensores, software, etc., son capaces de realizar tareas agrícolas en menos tiempo que el ser humano y con mejor resultado. Sus múltiples funciones permiten el ahorro de suministros, recursos y tiempo en un trabajo realmente exigente.

Para los desarrolladores de software la industria agrícola tiene un amplio mercado porque la agricultura de precisión involucra grandes números de datos (Big Data), sensores, uso de internet de las cosas y drones que con el apoyo de las tecnologías y los robots hacen más fácil esta tarea milenaria.

La introducción de agricultura 4.0 ha producido un nuevo término para describir a las empresas que utilizan este modelo más tecnificado: agritech. Se trata de una gestión agrícola basado en la observación, medición y respuesta a la variabilidad inter e intra campo en los cultivos.

AUTOMATIZACIÓN: TRACTORES Y SISTEMAS GPS

La eficiencia es clave cuando se trata de la automatización – y por lo tanto una de las tendencias tecnológicas. Máquinas parcialmente o totalmente automatizadas trabajan de forma rápida y fiable y ayudan a la gente a trabajar donde su mano de obra es realmente necesaria. Esto tiene varias ventajas en muchos entornos agrícolas donde muchas veces solo un número limitado de trabajadores está disponible. Sin embargo, la automatización es más que esto: separando el hombre de las máquinas – por ejemplo, con la ayuda de la tecnología GPS – mejora la seguridad en el trabajo. Y como las máquinas automatizadas trabajan rápidamente, con precisión e independientemente, también ayudan a reducir el consumo de combustible y energía.

DRONES: CONTROL DEL SUELO Y AGUA DESDE ARRIBA

Es una revolución de arriba hacia abajo. Drones están conquistando la agricultura desde el cielo. Hay muchas ventajas – con la velocidad como el valor añadido central, sobre todo cuando se trata del monitoreo del cultivo con el Índice de Vegetación de Diferencias Normalizadas, para observar áreas con posibilidad de fertilizar.

Detección y Control, es el monitoreo de malezas y plagas. La estimación de rendimientos, que determina el área a cosechar por su índice de vegetación de diferencias normalizadas.

Examinando por ejemplo la salud de las plantas desde el cielo es significativamente más rápido que desde la tierra. Los drones pueden ser una buena inversión para muchos agricultores ayudándoles a reducir el tiempo de trabajo y compensar la inversión inicial con la optimización de los recursos.

Otras tecnologías utilizadas son las imágenes de monitoreo de fertirriego, las cuales mejoran el manejo de la fertilidad de la tierra por medio de análisis. Y finalmente está el análisis independiente, que mide salinidad, el tamaño de partículas en el suelo, calidad de agua, entre otras.

MAQUINARIA COMPARTIDA: LA REVOLUCIÓN “COOPERATIVA”

Muchas empresas agrícolas tienen que optimizar los costos y no pueden permitirse la inversión en nuevas tecnologías. La situación de las agrícolas pequeñas y medianas es complicada. Es cierto que la adquisición de nuevas maquinarias contribuiría al crecimiento de la empresa. El enfoque compartido sería una opción popular en el mercado tratándose de obtener acceso a las máquinas de manera accesibles. Muchas máquinas son utilizadas por más de un agricultor siguiendo el modelo de las cooperativas recientes.

México es una potencia agroalimentaria a nivel global, que ocupa los primeros lugares en producción de productos como aguacate, tequila, tomate, carne, etc. Sin embargo, uno de los retos es la falta de adopción de herramientas agritech en el campo que ayuden a aumentar la productividad por falta de conectividad.

México requiere de un programa integral que ayude a gran parte de los agricultores a cambiar de cultura, sobre todo en las zonas donde el índice de alfabetización y educación son inferiores. Se considera que existen grandes oportunidades en el sector agrícola en México e implementar estas tecnologías se requiere un aumento de la inversión.

Con agrícolas llenas de sensores, dispositivos, máquinas y tecnología de la información, la agricultura se volverá una tarea sofisticada que dependerá de gente capaz de manejar robots, sensores de temperatura y humedad, imágenes aéreas y tecnología GPS, entre muchas otras innovaciones.

Para fortalecer la seguridad alimentaria, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recomienda que un país produzca un 75% de los alimentos que su población consume. México produce el 55%. La FAO ha demostrado la necesidad de aumentar significativamente la producción mundial de alimentos para 2050. No se trata de cultivar más, sino de generar productos de calidad, nutritivos y que su producción no dañe el medio ambiente.

Se debe trabajar, entonces, en incrementar la productividad de usar las mismas tierras para producir más. Por ello, es esencial la innovación y desarrollo en el sector. Un aumento de la productividad trae también beneficios para el productor. Cuando un agricultor incrementa 1% el rendimiento en su cultivo, le trae un retorno de la inversión de un 6% y esto se logra con la implementación de la tecnología.

Leer más: El sueño de hace 37 años del padre del gobernador, ayer finalmente se cumplió

Estos dispositivos avanzados y sistemas de agricultura y robótica de precisión permitirán que las agrícolas sean más rentables, eficientes, seguras y respetuosas con el medio ambiente.

El sueño de hace 37 años del padre del gobernador, ayer finalmente se cumplió
Síguenos en

Temas