Opinión

Que las manos de Vargas Landeros están metidas en la elección del STASE

EN EL BLANCO

Por  Fernando Zepeda

Que las manos de Vargas Landeros están metidas en la elección del STASE(Foto: EL DEBATE)

Que las manos de Vargas Landeros están metidas en la elección del STASE | Foto: EL DEBATE

La sombra de Vargas Landeros. En la elección del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado hay intereses ocultos. Como es sabido, se acordó realizar el proceso de elección para renovar la dirigencia estatal del 19 al 21 de agosto. Como en otras ocasiones, un día le correspondería a la zona norte, otro a la sur y finalmente al centro.

Pues bien, las votaciones en la zona norte se realizaron más o menos en forma tranquila. Pero llegó el turno a la zona sur. Y las votaciones fueron boicoteadas por un grupo identificado como simpatizante de la Planilla Amarilla, la que encabeza Juan Gabriel Chinchillas. Lo mismo se intentó hacer en la zona centro.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Pero no lo lograron pues se solicitó que el recinto donde se desarrollaron las votaciones fuera custodiado por agentes de Policía. El caso de la zona sur se analizó y se determinó reponer el procedimiento para el próximo martes. Hasta hoy, quien lleva la delantera para ganar la elección y convertirse en el nuevo dirigente estatal del STASE es una mujer, Teresita Ochoa, de la Planilla Roja.

La intervención del exsecretario general de gobierno en el sexenio de Malova, actual dirigente de Redes Sociales en Sinaloa y aspirante confeso a convertirse en candidato a gobernador, Gerardo Vargas Landeros, tiene una explicación. Ve como un manjar político-electoral a los alrededor de 10 mil trabajadores al servicio del estado.

 
Que las manos de Vargas Landeros están metidas en la elección del STASE

En un claro interés político, es señalado de estar atrás del aspirante a dirigente Juan Gabriel Chinchillas y algunos violentos que integran la planilla Amarilla. Esperemos que el proceso de elección del STASE concluya tranquilamente este próximo martes. Y esperemos que el dirigente de Redes Sociales en Sinaloa, Gerardo Vargas Landeros, saque las manos y permita que los sindicalizados al servicio del estado decidan libremente a quién quieren de dirigente. De insistir, Vargas Landeros correría el riesgo de “quemarse”, y sin necesidad.

¿Y ahora qué? El escenario catastrófico que advirtió el subsecretario Hugo López-Gatell ya está en México. El país llegó ayer a los 60 mil 254 mexicanos muertos por coronavirus. Y se sumaron 556 mil 216 casos confirmados de Covid-19. ¿Y ahora qué? El Gobierno seguirá jugando con las cifras y ocultando la realidad a los mexicanos de esta pandemia.

O seguirán inmersos en la lucha de videoescándalos político electorales, mientras que más mexicanos se siguen muriendo por la falta de acciones claras para contener la pandemia en el país. Sin respeto a las normas de salud. En Mazatlán pareciera que la pandemia ya no existe. Que los riesgos de contagios ya desaparecieron.

Que no hay enfermos de ese virus, y lo peor, con los hechos se muestra que poco o nada importan los muertos que está provocando esta pandemia. En Mazatlán no hay un Gobierno que exija a las personas el uso de cubrebocas. Que impida que en restaurantes y antros no se respete la sana distancia.

Creen ilusamente los encargados y dueños de esos lugares que con un simple gel y tapete sanitizante ya están cubiertos. Lo peor es que se observa una falta de gobierno que haga respetar las disposiciones de salud. En el transporte público, los acuerdos son letra muerta.

Las aurigas cargadas hasta el tope. Las pulmonías, igual. En el malecón de Mazatlán, cientos de personas sin cubrebocas. ¡Ahhh!, pero sí hay presencia de policías municipales. Que solo observan. No actúan. Ayer se reportaron 103 nuevos casos en Sinaloa;  30 de estos de Mazatlán. Y se llegó a los 2 mil 664 muertos. Mazatlán está en rojo. Igual que Culiacán.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo