Opinión

¡Qué manera de tirar dinero!

SAPIENZA
Avatar del

Por: EMANUEL

Las autoridades palestinas han adoctrinado a sus gobernados y les han hecho creer que Israel es su enemigo. Muchos jóvenes que pudieron haber tenido un mejor futuro se inmolaron como terroristas, haciéndose explotar para matar israelíes. Ante tal adoctrinamiento, a los ojos del pueblo palestino, los culpables de la eterna guerra son los israelíes. Los culpan no solo de la guerra sino del atraso y de la pobreza que sufren los palestinos. A lo largo del tiempo, sin embargo, la guerra ha dejado ganancias para el liderazgo palestino, gran parte de las cuales no han llegado a las masas. Son miles y miles de millones de dólares, en bienes y en efectivo, que han quedado en manos de los líderes. Mucho se podría haber hecho para sacar al pueblo de su pobreza, pero el dinero se ha usado para menesteres bélicos que no se necesitarían, pues los ataques de Israel se limitan a contraatacar cuando los palestinos lanzan misiles contra la población civil de Israel.

El dinero pudo haberse utilizado para construir infraestructura en beneficio de los palestinos. Mucha infraestructura, según se desprende de lo que en las primeras dos semanas de Margen Protector, la incursión israelí a Gaza para destruir el arsenal de los terroristas. En ese lapso se encontraron 18 túneles en los que se usaron 800 mil toneladas de concreto, suficientes para construir siete torres como la Burj Khalifa en Dubái, la más alta del mundo (110 mil toneladas de concreto). Y todavía sobraría cemento para dos estadios más. Podrían haber construido refugios para la población palestina si acaso decidieran seguir la guerra, pues no tiene en donde resguardarse, como lo tiene la población israelí. Egipto, por su parte, recientemente declaró que en su frontera con Gaza había destruido cerca de mil 400 túneles de los palestinos. ¡Qué manera de tirar dinero! Los túneles son utilizados para que los palestinos puedan cruzar la frontera y perpetrar sus ataques terroristas, muy en contra de cualquier política de buena vecindad. Si se analiza concienzudamente por qué priva esta situación de animosidad, veríamos que las autoridades palestinas tienen gran culpa en ello. Y al ver eso, quizá las protestas contra las incursiones de Israel en Gaza disminuirían, pero no terminarían del todo, porque siempre habrá gente ignorante de los hechos, y gente que pese a todo, no abandonará su antisemitismo.