Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

¿Qué sucedió?

Por: Marco Antonio Berrelleza

¿Qué sucedió?

¿Qué sucedió?

Hoy se cumplen 24 años del magnicidio de Luis Donaldo Colosio, el político incansable que pretendía democratizar al PRI, cuya última noche pasó en Culiacán. Ese fatídico día, después de correr en ejercicio matutino por el paseo que hoy lleva su nombre, en el Nuevo Malecón, toma el avión que lo conduce a La Paz, Baja California, de donde vuela a la ciudad de Tijuana.

Un día después del asesinato cometido en Lomas Taurinas, Patricio Navía escribió un artículo en el que hace un recuento de la selección del candidato para la Presidencia de la República.

“Había tres favoritos: el ministro de economía, Aspe, un neo-liberal tecnócrata eficiente pero carente de carisma. Manuel Camacho Solís, exalcalde del Distrito Federal, una gran personalidad pública, hombre honesto, muy hábil políticamente, gran negociador y quien finalmente encontraría apoyo entre la gente que en 1988 apoyó a Cárdenas. Y después estaba Luis Donaldo Colosio, un hombre joven, 44 años, de origen humilde, de un estado norteño que había logrado conseguir becas para estudiar en Monterrey, obtuvo un postgrado en UPENN, luego trabajó en Austria, fue amigo y asesor de Salinas por varios años, trabajó en su campaña en 1988 y luego fue ministro de bienestar social”. 

Dicen que Luis Donaldo Colosio selló su suerte al distanciarse de Salinas. Sin embargo, el misterio continúa.