Opinión

Quirino y Torruco se reúnen para valorar las potencialidades turísticas

Avatar del

Por: Fernando Zepeda

Quirino y Torruco. El gobernador y el próximo titular de Turismo se reunieron. Fue una comida en la que el gobernador Quirino Ordaz Coppel tuvo la oportunidad de darle a conocer lo que se ha hecho en materia turística en Sinaloa, y particularmente la transformación de Mazatlán. Y los proyectos para consolidar a Mazatlán entre los principales destinos turísticos. Quien será el próximo titular de Turismo en el país, Miguel Torruco Márquez, no es nuevo en los asuntos turísticos. Sabe, y sabe bien, de lo que se trata, pues por muchos años ha estado ligado a esta actividad. En la pasada campaña, en su recorrido por el país estuvo en Mazatlán y encabezó un encuentro con turisteros. A Torruco se le planteó la necesidad de una mayor conectividad aérea para Mazatlán. Porque ese ha sido por muchos años el “talón de Aquiles” del destino. Y Ordaz Coppel tuvo la oportunidad de explicarle pormenorizadamente lo que se ha realizado para mejorar la infraestructura turística de Mazatlán, así como el rescate de los Pueblos Mágicos, que representan el plus con el cual se puede impulsar un mayor arribo de visitantes. Mazatlán es un destino que pasó de sol y playa, como tradicionalmente era ubicado, a un destino además con un centro histórico que no le pide nada a ninguno de los más importantes del país, y por qué no, del extranjero. En la consolidación del turismo para Sinaloa, y particularmente para Mazatlán, será importante contar con el apoyo de quien tendrá en sus manos la política turística del país. Para que se dé eso, Torruco debe de tener todos los elementos necesarios que le permitan tomar las decisiones que vienen. Por el momento, el de ayer fue un buen acercamiento. Hubo química entre Quirino y Torruco. 

El desorden que viene. Los pescadores ribereños del centro y norte de Sinaloa arrancan hoy su temporada de capturas de camarón. Y lo hacen ante una ausencia evidente de la autoridad pesquera, más preocupada en “arreglar” sus asuntos para la entrega a la próxima administración que aplicarse en sus obligaciones. El arranque de los “ribereños” avizora, ante la falta de vigilancia, que no solo capturarán camarón dentro de sus bahías. Todos saben que en uno o dos días se acaban el camarón que ahí está. Seguramente se lanzarán a altamar aprovechando dos cosas: la falta de vigilancia y que las embarcaciones camaroneras saldrán hasta el 19 de septiembre. El asunto no es menor y lo saben los dirigentes pesqueros Ricardo Michel y Humberto Becerra. Por siempre, los ribereños se han aprovechado de la situación y el disimulo de la autoridad de pesca para violar las zonas pesqueras e irrumpir en altamar antes que la flota camaronera. Ante el disimulo (por decir lo menos) de la autoridad de Pesca, las organizaciones pesqueras podrían organizarse y evitar que cientos de “pangas” violen la ley y salgan a altamar a pescar ilegalmente camarón. Pero el tiempo está encima. La reparación de las embarcaciones que componen la flota camaronera está en sus últimos días. Y eso es lo que ahora importa a las dirigencias de los camaroneros. Porque si tardan en salir a las capturas, solo “cabezas” de camarón encontrarán en sus “lances”. Con la salida vía lastre de algunas embarcaciones podrían medir el problema del saqueo de camarón en altamar. Pero ante el disimulo de la autoridad, poco o nada podrán lograr para evitar el saqueo.

En esta nota:
  • EN EL BLANCO
  • Opinión