Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Ramiro Vega Ruelas

DESDE LA CONFRATERNIDAD

"Algunas cosas del pasado desaparecieron, pero otras abren una brecha al futuro y son las que quiero rescatar" (Mario Benedetti). La fuerte y retumbante voz del profesor Ramiro Vega Ruelas al ingresar al aula nos invitaba a guardar silencio y escuchar con atención la clase de inglés que por 38 años impartió, hasta su jubilación, en los tres niveles de la escuela secundaria de Guamúchil. Con su eterno libro de Patricia B. Murray en la mano hacía grandes e inútiles esfuerzos por meternos en la cabeza el idioma de Shakespeare. I have, you have, he has, she has, we have. Robert and Ruth are brothers, repetía desesperadamente, corrigiendo y apuntando en el pizarrón. Nacido en Los Ángeles, California, en el año de 1920, donde cursó la escuela primaria y parte de los estudios de secundaria, que finalizó en Guamúchil cuando sus padres, don Cástulo Vega y doña Dorotea Ruelas, decidieron regresar a vivir a su tierra de origen, dominaba el idioma inglés además del español. Obligado a trabajar desde temprana edad, estudió la carrera de contador privado por correspondencia, lo que le proporcionó los conocimientos para administrar negocios. Transcurridos algunos años conoció a quien sería la compañera de su vida, la maestra María de los Ángeles López, originaria de Los Mazates de los López, del municipio de Mocorito, con quien procreó nueve hijos. El nombre de Ramiro Vega está ligado a los tres cines que por aquella época funcionaron en Guamúchil, ya que ocupó, en su tiempo, la gerencia de los cines Colonial, Royal y Davimar; en este último introdujo las funciones matinales para niños y en cada uno de ellos operó un pequeño negocio de dulces, libros, discos, etc.; podemos afirmar que Ramiro Vega fue un hombre con ideas modernas e impulsor de actividades que dejaron huella en Guamúchil. En el año de 1958 en sociedad con los señores Bartolo Meza y José Moya dieron vida a la primera estación de radio de la ciudad: la XEJL, en la que se desempeñó como gerente, locutor y promotor artístico, participando como maestro de ceremonias en concursos de aficionados, eventos deportivos, actos cívicos, maratones radiofónicos, caravanas artísticas, etc.; el profesor Ramiro Vega fue el primer guamuchilense que se atrevió a usar un elegante esmoquin en el baile que para celebrar el primer aniversario de la XEJL se llevó a cabo en el Cine Davimar ante el asombro y envidia de los asistentes. Su conocimiento del idioma inglés le permitió la organización de intercambios estudiantiles con el vecino país del norte, ofreciendo a los estudiantes guamuchilenses la oportunidad de conocer la cultura norteamericana y la de practicar el idioma que tan eficientemente enseñaba en la escuela secundaria. En la única actividad relacionada con la política que se registra, se encuentra su participación como síndico municipal en la década de los 50. En repetidas ocasiones se desempeñó como presidente del consejo directivo del Club Évora, además de haber sido socio activo del Club de Leones de Guamúchil. Después de una vida pletórica de éxitos y de haber crecido en la cultura del esfuerzo, cumplió su misión en este mundo y la cumplió bien; muere el 20 de marzo de 1992, a la edad de 72 años, dejando un legado a su familia y a las nuevas generaciones de que cuando se quiere, se puede, y que se debe vivir para servir. Descanse en paz.

[email protected]