Opinión

Reacomodos

GUASAVE
Avatar del

Por: Moisés García

Si bien no es raro, tampoco deja de llamar la atención en los pueblerinos círculos políticos, el reacomodo que, hacia el interior de grupos locales, se viene dando de algunos priistas con data de identificación de muchos años atrás con corrientes tradicionales.

Los casos, por citar los más recientes, que aparentemente han mudado de "camiseta", aunque en la misma casa, son los de Carlos Beltrán, Severo López y Juan Manuel Rosas, a los que se asumía con un sentido de pertenencia al equipo del ex alcalde y hoy diputado Jesús Burgos.

La dispersión, o sería mejor decir, la desbandada, también se aprecia entre la gente del otro legislador guasavense, Ramón Barajas, impulsor a ultranza de la ex dirigente del PRI Municipal, Diana Armenta, digo hasta lo que se sabe, porque también puede haber otros del mismo "team" que ya brincaron en busca de nuevos horizontes.

No son los únicos porque antes ya priistas como Refugio Higuera, secretaria general del Comité Municipal, Basilia Arias y Javier Bojórquez, tomaron otro camino para sumarse a la causa de la senadora Diva Hadamira Gastélum, fuerte y movida aspirante a la gubernatura de Sinaloa.

Tampoco es curioso, pero igual el fenómeno no deja de ser, según el punto del que se vea, por un lado, una especie de instinto de supervivencia más laboral que política y por otro yéndonos al enfoque de la parte abandonada, de actitudes de oportunismo.

Sea cual fuere las motivaciones que están empujando a otros brazos políticos a quienes por años trabajaron para Burgos y Barajas y hoy en la actualidad se encuentran a la sombra de la influyente legisladora guasavense, la verdad es que son signos de los tiempos y las circunstancias, pues si una cosa hay que admitir es que la Gastélum Bajo, en uso pleno de su poderío político, está armando una extensa red para lo que pudiera ofrecerse y que no es otra cosa que la candidatura del PRI para suceder a Mario López Valdez.

Chambas por aquí, chambas por allá, son sin duda los alicientes de los muchos que han decidido probar suerte con la senadora, pues hasta el momento en tal sentido no ha decepcionado a nadie de los que se han acercado a ella.

>

Eso sí, dicen, a modo de chascarrillo, que todos los pretensos a incorporarse al trineo de la senadora, antes de recibir el sí, son sometidos, al detector de mentiras, colocándoles enfrente una fotografía de las cabezas de grupo que decidieron abandonar, en tanto son interrogados sobre la sinceridad de sus intenciones. En algunos casos, afirman, que la agujita casi se vuelve loca.

Ojalá, que en este caso, nuestro buen cuate Carlos Beltrán vaya bien preparado para aprobar el examen, pues la última vez que se enfrentó a un detector de mentiras, cuando quiso ser director de Policía de Guasave en el 2008, recordamos no le fue bien.

Entonces frente a esas expectativas laborales que abre Diva Hadamira y considerando el tiempo que falta para las decisiones, todo parece indicar que el programa de reclutamiento se prolongará y no sólo en Guasave, sino en otras latitudes de la estructura oficial, en las que incluso ya cuenta con importantes enclaves.

¿Cambios?- El alcalde Armando Leyson despertó del marasmo al equipo de colaboradores, al insinuar, sin hacer precisiones, que contempla la posibilidad de realizar algunos cambios en su equipo de primer lugar.

Por supuesto tras la advertencia, no pocos fueron los funcionarios que empezaron a "morder el paño", sobre todos aquellos que están conscientes de sus ineficiencias y que poco le han ayudado a conducir con tino las áreas que están a su cargo.

Como canta el corrido, se habla de algunos nombres, pero nada comprobado, por lo que entrar a la especulación no sería correcto, no al menos mientras el alcalde no dibuje la jugada.