Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Rechazo a las bases

GUASAVE

Lo aprobado ayer por mayoría durante el Consejo Político del Partido Revolucionario Institucional, en donde se optó por elegir próximamente al nuevo presidente del PRI en Guasave mediante consejo político, es una decisión que ya se veía venir, pues el argumento de los principales grupos que operan al interior del tricolor argumentan que este proceso les garantiza "unidad" y es, según ellos, una muestra de fortalecimiento democrático.

Desde luego hubo quienes en su intento por abrirse las puertas para meterse en la pelea por la silla que aún ocupa Diana Armenta, habló de inclusión y de tomar en cuenta a cuadros "extraordinarios" del partido que normalmente son ignorados, en clara alusión al exdiputado Luis Antonio Cárdenas Fonseca, pero al final no hubo poder que hiciera cambiar de opinión, pues la decisión ya estaba tomada desde antes de que iniciara la reunión de consejo político.

Al menos así lo demostraron la mayoría de priistas que uno a uno desfilaron por el pódium, lo mismo que la dirigente estatal Martha Tamayo, quien sólo acudió a refrendar y agradecer la decisión que ya estaba dictada.

Sin duda habrá quienes piensan que la definición por delegados no es otra cosa que la oficialización del dedazo, y para nada andan errados, pues al final no importa quiénes ni cuántos se registren, con que se enliste el "elegido" es suficiente, y seguramente ese ya está más que listo.

Si alguien pensó que los líderes priistas abrirían la oportunidad para definir al próximo dirigente mediante una consulta a las bases, qué equivocados estaban, pues el control que ejercen personajes como Burgos, Barajas, Diva, y hasta el propio Mingo, quien nunca se ha ido del PRI -por si alguien no se había dado cuenta- es algo a lo que ninguno está dispuesto a renunciar, al contrario, lo que quieren es negociar para seguir teniendo privilegios y gozar de los beneficios que esto les ha traído a lo largo de los años. Lo que sí es un hecho es que el relevo de Diana urge, antes de que en esa carrera de tropiezos ahora pierdan hasta el edificio.