Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Rechazo al aumento

NUESTRA OPINIÓN GUAMÚCHIL
Avatar del

Por: Redacción

De que duele el aumento duele. Un golpe más a la economía atestó el gobierno del Estado al autorizar el incremento del transporte público, que sin duda ha sido recibida en medio del rechazo y la indignación ante la escalada de aumentos a los servicios y canasta básica en los últimos meses.

EL rechazo generalizado es sin duda por el desequilibrio entre los ingresos y egresos que tienen las familias sinaloenses, debido a que los incrementos al salario son medidos por centavos mientras que los aumentos al transporte, a la gasolina, la canasta básica y otros servicios van medidos por pesos, situación que arrastra a las familias a vivir en condiciones deplorables, porque el salario solventa cada vez menos las necesidades básicas del hogar.

¿Qué es lo que no han subido? Se preguntan los ciudadanos y la única respuesta que queda es el salario y pese a estos golpes a la economía la escalada de incrementos no cesa.

Lo lamentable hasta este momento es que se contemple alza en las tarifas del transporte urbano, pero no se fijen metas en la mejora del servicio y la calidad de los camiones, que pese a tener el servicio de primera y segunda, porque se tiene aire acondicionado o no, las deplorables condiciones dejan mucho que desear. Si bien es cierto que los concesionarios aseguran que cada vez alcanza menos con los incrementos al combustible, también es real que ocupan una manita de gato, para que pueda considerarse transporte de primera.

Como camiones 'destartalados', sucios y en malas condiciones fueron calificados por los usuarios, quienes ante el rechazo y estar en desacuerdo con el aumento no les quedará de otra que ajustar más el cinturón porque el uso del transporte es una necesidad muy prioritaria.