Opinión

Reclamo agrícola

NUESTRA OPINIÓN CULIACÁN

Por: Redacción

La visita exprés a la capital sinaloense de Enrique Martínez y Martínez, titular de Sagarpa, generó mucha molestia en los productores agrícolas de la entidad, ya que la situación del campo por el problema de la comercialización de maíz es insostenible y la dependencia federal simplemente no les da una respuesta favorable.

Los agricultores no le perdonan al funcionario que haya venido sólo a inaugurar las nuevas oficinas de la empresa de Jesús Vizcarra Calderón y a la comida ofrecida por el 45 aniversario de la compañía, y que no los haya tomado en cuenta, es más, ni siquiera se enteraron que vino, hasta que leyeron el periódico de que fue el invitado de honor del excandidato a la gubernatura de Sinaloa, quien ha sido noticia toda la semana.

Emulando al expresidente Vicente Fox Quesada, Martínez y Martínez aplicó el clásico "comes y te vas", ya que llegó, cortó el listón, comió y abandonó Sinaloa. Para él fue una visita positiva, ya que no se asoleó, no escuchó reclamos, ni recibió peticiones de los productores.

Incluso, el mismo viernes, los agricultores se plantaron en Palacio de Gobierno para exigir el pronto pago de los apoyos prometidos desde hace más de dos meses, y que Sagarpa no les dá respuesta. Pero ni eso motivó a Enrique Martínez a modificar su agenda, quedarse un par de horas más y resolver los problemas del campo.

Pero será hasta la próxima semana cuando sean atendidos, aunque no por el jefe máximo de la Sagarpa, sino por Baltazar Hinojosa, director nacional de Aserca, quien vendrá a Culiacán para informar cuándo terminarán de pagar los apoyos a los agricultores.

Del resultado de esta reunión dependerán las acciones de presión a implementar por los productores, que en los últimos años no han visto la suya, ya que si no es el clima, es el retraso de los pagos por parte de las autoridades.

Son muchos los problemas en el sector primario, y los productores se han quejado en repetidas ocasiones por la falta de sensibilidad de las autoridades para resolverlos.