Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Recuerdos del profe Dautt

Por: Filiberto Inzunza

¿Conoces al profesor Jonás? ¡Sí! ¿Y a la maestra Trinita? ¡Sí! ¿Sabes dónde viven? ¡Sí! Luego vamos a regresar a Mocorito para saludarlos, dijo.

¡Ello no se pudo cumplir! Humberto Dautt comentaba que guardaba agradables y viejos recuerdos de Jonás, cuando ambos, -muy jóvenes aún- habían laborado juntos dentro del magisterio en el municipio de Ahome. Y sabía que era familia de la maestra Trinita. Hizo planes para retornar al Pueblo Mágico y convivir con ellos. No pudo hacerlo, un trágico accidente rompió con el esquema. Este lunes al profesor Dautt Espinoza se le recordó en la fecha de su cumpleaños número 75. Familiares y amigos estuvieron acompañándolo en lo que es su última morada. Ahí convivieron con las anécdotas y los pasajes entusiastas que disfrutaron del ser querido. Del amigo del beisbol, del micrófono, del romance y elocuente discurso. Y es que el incidente de su partida está reciente. Nadie atinamos, ni superamos, esta equimosis.

Colofón. Y a propósito de maljus, arroyis, duchifloris, -traducción- “Después de ti, no hay alguien como tú”. ¡Ai´sí! Las voces y los recuerdos del profesor Dautt se agolpan desde ese percance. Convivimos juntos los últimos momentos, esos instantes tan valiosos. Hizo programas para el festejo de su cumpleaños número 75, y le encargó a “Chico” Leyva y Yesidira la preparación de la “comilona”. Muchos amigos y compañeros del Club Veteranos de Beisbol estaban en su lista. Ya no hubo tiempo. Los recuerdos afloran.