Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Regresan el golpe a Galaviz

LOS MOCHIS

Fiel a su estilo, Bernardo Ruelas Hernández respondió con dureza a la decisión del alcalde de El Fuerte, Marco Vinicio Galaviz Serrano, de cesarlo como gerente general de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de ese municipio bajo el argumento de no resolver el problema del servicio del vital líquido.

Ruelas Hernández desmintió que ese sea el motivo y lo adjudicó a lo prepotente, misógino y corrupto del alcalde fortense.

De acuerdo con lo expresado por Ruelas Hernández, la gota que derramó el vaso fue la demanda penal que interpuso contra los funcionarios panistas en el trienio pasado de la Japaf por el delito de fraude en obras que realizaron.

Simple y sencillamente, tras la demanda el alcalde ya no lo recibió. Eso es un indicio que le da fuerza a la versión de que Marco Vinicio Galaviz negoció con el exalcalde Eleazar Rubio Ayala para no molestarlos por el desastre que dejaron en el manejo de los recursos públicos. Después de explotar mediaticamente el desfalco de la pasada administración panista, por lo que se comprometió una y otra vez a demandar penalmente, Galaviz Serrano retrasó esa acción con la contratación de un despacho legal externo que elabora las querellas. Y no hay para cuando se interpongan. Para los fortenses no hay duda de que habrá demandas penales, pero sólo para taparle "el ojo al macho" porque preparan las demandas con todas las oportunidades para los exfuncionarios panistas acusados.

Ruelas Hernández redondea su defensa y a la vez acusación en que "ahí se andan peleando" por la obra de la planta de agua potable con una inversión de 24 millones de pesos, y sobre la que les dijo que no se iba a prestar a triquiñuelas.

Eso, más que el meter a nómina a su nuera y otros cercanos y no resolver el problema del agua, le costó el puesto a Bernardo Ruelas. Así, la imagen del alcalde Marco Vinicio Galaviz empieza a desmoronarse.