Opinión

Regresan por el camarón

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL
Avatar del

Por: Redacción

Más de 10 mil pescadores ribereños en el estado, que por más de una semana se vieron forzados a dejar de atrapar camarón para no enfrentar los peligros que representó el huracán Odile, regresaron de nuevo a la captura del crustáceo con buenas expectativas.

Sin embargo, los trabajadores del mar mantienen sus reservas y tratan de no alejarse mucho de bahías y esteros ante la presencia de otro fenómeno natural que se ha formado en el Pacífico.

Ayer, los ribereños de todo el estado lograron, en la mayoría de los campos pesqueros, buenas capturas, lo que les permitirá un respiro ante el infortunado inicio de temporada.

Guadalupe Pacheco Serrano, presidente de la Confederación de Cooperativas Pesqueras de Altata y Ensenada del Pabellón, consideró que el cierre de puertos, que se dio debido al paso del huracán Odile, ocasionó serios retrasos en la pesca del crustáceo. Pero aun cuando los ribereños resultaran perjudicados por la demora en el acopio del camarón, el acatar el llamado de alerta previno cualquier contingencia que pudiera ahora lamentarse.

Hoy regresan de nuevo al mar, pero tendrán que estar atentos de nuevo, ahora de Polo, la nueva tormenta que convertida en huracán marca la misma trayectoria de Norbert y Odile.

Hay confianza entre los pescadores ribereños de Sinaloa en que Polo les otorgue una tregua y les permita trabajar cuando menos unos días para paliar la crisis que los oprime cada día más.

Pero aun con todo el ánimo que muestran ante las buenas capturas logradas hasta ayer, tendrán que tomar toda serie de precauciones por la nueva amenaza que representa Polo, y aunque los pronósticos podrían cambiar, el rumbo que ha trazado hasta ayer el fenómeno, según la Conagua, traería chubascos para Sinaloa.