Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Renacido imperio

SAPIENZA

Habrá quienes siempre tengan explicaciones para aquellas cosas que otros considerarán extraordinarias. Pero cuando los eventos parecen ser el preludio de aquello que fue profetizado hace muchos siglos, tal vez valdría la pena poner un poco de atención. Uno de tales eventos sería el resurgimiento de un nuevo Imperio Romano, aunque no necesariamente con ese mismo nombre. El 25 de marzo de 1957 se firmó en el Monte Capitolino, el Tratado (o tratados) de Roma que dio lugar al Mercado Común Europeo, antecesor de la Unión Europea, que hoy es la región económica más rica del planeta, y que cada vez juega un papel más importante en los asuntos de Occidente. Después de 1,500 años, desde la caída del Imperio Romano de Occidente, y 2,500 de que lo había escrito el profeta Daniel, surgió de nuevo. Hoy tenemos la ventaja de la retrospección histórica para saber que hubo eventos que han permitido la conformación de este imperio en lo que fue el antiguo Imperio Romano. Uno fue la caída del bloque soviético en 1991, lo que permitió que naciones que estaban bajo la Cortina de Hierro se pudieran integrar a la Unión Europea. Otro ha sido la inseguridad creada por el terrorismo, lo que ha llevado a las naciones a buscar una unidad en busca de la seguridad. Los detalles de los días del fin del mundo no están del todo claros, pero sí lo está la participación de este renacido imperio, que cada día toma más forma. Desde hace años tiene una corte suprema, un parlamento integrado por 754 miembros (el número cambia con las circunstancias), un edificio parlamentario en Estrasburgo, Francia, (las reuniones también se celebran en Bruselas, Bélgica), una moneda única y una presidencia que se rota entre las naciones que la integran. Un ejército de la Unión apenas está en proceso de conformación pero se han hecho avances en este campo. El avance de la Unión Europea en poco más de medio siglo es de sorprender, sobre todo porque el papel que se le asigna en los eventos de los últimos tiempos, requería que existiera el estado de Israel, que apenas nueve años antes del Tratado de Roma se había formado. Se podrá creer o dudar que el surgimiento de esta Unión es parte de las profecías de antaño, pero los hechos se apegan mucho a lo que profetizaron Daniel, Ezequiel, y Zacarías entre otros.