Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Reprobados

MAZATLÁN

Sin duda, la cancelación de actividades del buque portacontenedores Mediterranean Shipping Company es una mala noticia para nuestra terminal portuaria. Lo que es más, es una mala señal en tiempos en que lo que precisamente se requiere es repuntar en el movimiento de carga a través del puerto de Mazatlán.

Esta compañía finalmente trasladó sus operaciones hacia el puerto de Manzanillo. Es evidente que estamos muy rezagados y fuera de competencia respecto a ese puerto y pasa lo mismo con Lázaro Cárdenas, en el estado de Michoacán.

La salida de Mediterranean Shipping Company fue dada a conocer a EL DEBATE por Jorge Cárdenas Castillo, director de la Terminal Marítima de Mazatlán. Lo negativo, según el experto, es que con esta cancelación se pierde una gran oferta de transportación de cargas para futuros clientes a través del puerto de Mazatlán.

Lo más preocupante para el director de la terminal portuaria, es que no parece existir la voluntad para organizarse. Una muestra de ello fue el que no se invitara a los actores más importantes de la terminal a mostrarle el puerto al embajador de Tailandia, invitado por el Ayuntamiento para revisar la infraestructura en materia de logística para el transporte de carga.

Y señales como esa se multiplican ante la falta de un líder que unifique los esfuerzos hacia un mismo rumbo. Esto le correspondería a las autoridades y deben hacerlo desde ya, porque la salida de Mediterranean Shipping Company es un golpe del que hay que buscar recuperarse pronto.

La ampliación del puerto no va a darse de la noche al día. Mientras esto se cristaliza, falta mucho por promover a Mazatlán para que sea visible para los grandes comerciantes a nivel internacional. El acceso al puerto es limitado para grandes embarcaciones y las carreteras para el ingreso y salida de mercancía son ya insuficientes para el flujo normal de la ciudad.

Si esto no se resuelve pronto, Mazatlán seguirá sin pintar dentro del panorama logístico nacional e internacional. Más allá de lo que diga el discurso oficial, lo que urge son obras y a paso acelerado.