Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Rescate de agua sin presupuesto

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL

Los módulos de riego enfrentan graves problemas de endeudamiento y de gasto operativo, debido a la mala planeación del presupuesto de la Conagua, que deja en manos de los campesinos el rescate de agua del subsuelo ante la amenaza de la sequía.

Si bien el gobierno federal descentralizó la administración del agua de riego en los productores, la operación de los módulos es solventada por los mismos campesinos y los recursos que se bajan son para infraestructura.

De acuerdo con la Red Mayor de Sinaloa, la Comisión Nacional del Agua ante la necesidad de aprovechar al máximo los volúmenes de las presas, la dependencia les pidió impulsar un programa de rescate de líquido con pozos de bombeo, lo que originó un mayor gasto en combustible y en la electricidad de los equipos.

Distritos de riego como el 063 tienen una deuda de más de 20 millones de pesos con la Comisión Federal de Electricidad y con empresas gasolineras, pues las cuotas de los productores no alcanzaron para cubrir ese costo operativo.

El manejo del agua en manos de los mismos productores se pensó que sería una solución a las deficiencias que se tenían, pero la realidad es que la Conagua no puede deslindarse de la responsabilidad que tiene.

Ante los efectos que ya están presentes del cambio climático, el asunto del agua es un tema de seguridad nacional, más cuando se depende de las aportaciones de las presas para garantizar la economía de un estado como Sinaloa.

Mas allá del trabajo técnico y presupuestal que realiza esta dependencia federal, tiene que replantearse los resultados que tienen los módulos de riego, las necesidades operativas y la modernización de la infraestructura pues, de lo contrario, se corre el riesgo de que estos organismos de productores se paralicen.

Habría que analizar hasta dónde podría ser factible que la Conagua centralice de nuevo lo que por una política de estado se asignó a los productores.