Opinión

Responsabilidad pendiente

Por  ROMPEOLAS .

Responsabilidad pendiente. Ante las crecientes quejas del sector pesquero en el sentido de que el camarón en veda es saqueado de manera indiscriminada, lo mismo en altamar que en los esteros y bahías, al secretario de Pesca en el Estado, Sergio Torres, le dio  por salir a constatar la situación. En el norte de la entidad ha dedicado algunos días a recorrer los pueblos pesqueros y las zonas estuarinas. No está mal el esfuerzo, pues de esa manera se entera de manera directa sobre la realidad que vive el sector pesquero. Sin embargo, la misma prioridad le debería de dar a la liberación de los 40 millones de pesos para el programa de Empleo Temporal. La última vez anunció que el programa iniciaría la primera semana de junio, y no sería raro que lo postergara por tercera vez.

Despensas. Sigue la polémica en el Congreso del Estado por la burocracia para entregar las despensas a las familias necesitadas, que fueron compradas por un recurso reasignado por la Junta de Coordinación Política para este apoyo. Esto ha generado que dos de los legisladores hayan renunciado a recibir estos paquetes alimenticios, porque lo catalogaron como un acto absurdo, y que pone en riesgo su salud y la del personal que los ayudará a entregarlas. El priista Faustino Hernández Álvarez fue el primero en negarse a repartirlas, porque los están obligando a solicitar una copia de la credencial de elector del beneficiario que reciba la despensa, porque ese requisito politiza la entrega de los paquetes con alimentos, porque se puede asumir como que se trata de un condicionamiento de su voto en las próximas elecciones, que están a la vuelta de la esquina. La misma crítica la hizo la legisladora por Morena Beatriz Adriana Zárate Valenzuela, quien fue la segunda en renunciar a recibir despensas para repartirlas. ¿Qué pasará con esas despensas? ¿Las entregará el Congreso del Estado? ¿Serán repartidas entre el resto de los legisladores? Ha trascendido que serán más los diputados que renuncien a participar en esto, a menos de que quiten ese y otros requisitos, que son considerados como exagerados.

Elección. Aplazar la convocatoria para el proceso electoral 2020-2021 es avalado por los presidentes del Instituto Electoral del Estado de Sinaloa y del Tribunal Electoral del Estado de Sinaloa, lo cual no afectará en las fechas de la organización de los comicios, donde los sinaloenses elegirán al próximo gobernador, a los 18 presidentes municipales con sus síndicos procuradores y regidores, y a los diputados locales; y en las elecciones federales, por legisladores. De acuerdo con Karla Peraza Zazueta, presidenta del IEES, ha sostenido comunicación constante con los diputados para analizar la viabilidad de la reforma electoral, y ven positivo incluir a los grupos indígenas dentro de la representación popular. Esto además será beneficioso económicamente para el órgano electoral, porque se va a ahorrar muchos recursos en el arrendamiento de espacios para los consejos electorales, que se comenzarían a pagar a partir de enero. La convocatoria debe ser aprobada por el Congreso del Estado en el mes de septiembre, pero esperan este año hacerlo hasta diciembre, una vez que hayan hecho la reforma electoral, y definirán la fecha. 

Golpes a economía. Tanto las familias de Sinaloa, como el sector empresarial, que han estado muy golpeados económicamente durante la pandemia, este mes recibieron un contundente golpe a sus bolsillos, porque llegaron los recibos del servicio de energía eléctrica con los consumos que se hicieron en los meses de marzo y abril, para quienes pagan de manera bimensual. Hay casos que han denunciado que llegó de tres a cinco meses la cantidad que pagan. Incluso hasta los restauranteros, que han tenido que pagar de 15 mil hasta 40 mil pesos de servicio de energía eléctrica, a pesar de que no se están trabajando en comedor, y es la misma cantidad que cuando se trabaja de manera normal, por lo que no tiene explicación lógica. El presidente de Canirac en Sinaloa, José Miguel Taniyama Ceballos, dijo que esta situación se repite cada año durante los meses que están por iniciar la temporada de calor y complica la situación económica de los establecimientos, y más ahora que trabajan con servicio a domicilio y de ordena y recoge, lo que les ha bajado mucho las ventas.
 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo