Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Respuesta incómoda

Por: ROMPEOLAS .

Respuesta incómoda. Luis Fernando Sandoval, alcalde de San Ignacio, no tiene muy contentos a los ciudadanos, menos con las recientes instrucciones que ha dado a la Dirección de Seguridad Pública. Resulta que a las críticas vertidas en su contra en el sentido de que no hace nada para mejorar la seguridad en el municipio, respondió con un operativo en contra de los motociclistas que no utilizan casco. Durante una sola jornada aseguraron más de veinte motocicletas, la mayoría a menores de edad. Ahora los conductores lo señalan de estar urgido de ingresos económicos y de obtenerlos a costa de los motociclistas.

De mecha corta. Otro director de seguridad pública que generó polémica es el de Mazatlán, Joel Ernesto Soto, al mostrarse menos que tolerable ante la críticas y las demandas de mayor vigilancia. Resulta que el funcionario acudió a una reunión en la que padres de familia le externaron su preocupación por el aumento de asaltos en contra de los estudiantes. Los padres le exigían mayor vigilancia en las escuelas cuando el director explotó y en tono enérgico les espetó que no se podía vigilar la entrada y la salida de alumnos de cada escuela. Los padres se quedaron con la idea de que Soto es menos que tolerable. 

Mensaje confuso. La autoridad de Salud parece querer tapar el sol con un dedo ante el problema de la influenza. Al principio decían que no había casos, pero la defunción de dos personas obligó al secretario de Salud, Alfredo Román Messina, a dar la cara y aceptar ante los medios de comunicación que sí habían fallecido por esta enfermedad, pero que no había brote. Este mismo mensaje lo han replicado las autoridades regionales, quienes en una reunión fueron instruidos de mantenerse en alerta ante cualquier indicio. En tanto, a los padres de familia les hacen llegar la recomendación de inmunizar niños, ancianos, mujeres embarazadas, personas con VIH y con males crónicos degenerativas. “Pero no pasa nada, no se asusten”, le dicen a la población.

No lo supera. La que sigue molesta es la directora de Acuario Mazatlán, Celia Jáuregui. Esto porque, según ha trascendido por diferentes fuentes, recibió un fuerte regaño de las autoridades municipales cuando anunció que en dos años el Acuario dejaría de existir para dar paso a un nuevo centro marino. Ahora evade a los reporteros y evita a toda costa dar declaraciones. Alguien le debería de recordar que el Acuario Mazatlán lo que más necesita en estos tiempos es más apertura y trasparencia. 

Ya están hartos. El gobernador del estado y los líderes hoteleros no se cansan de presumir las grandes oportunidades de promoción e inversión privada que significará el Tianguis Internacional de Turismo en Mazatlán. Auguran un futuro promisorio para la industria sin chimeneas, pero los pequeños comerciantes del Centro Histórico solo hacen mutis cuando escuchan el machacoso discurso del gobernador, pues no están seguros de poder sobrevivir a los continuos retrasos de obras que se hacen para el Tianguis. Los comerciantes advierten que apenas sobreviven con sus ahorros y quizá sus negocios no lleguen a ver los beneficios del evento internacional que se llevará a cabo en abril.

En esta nota:
  • Rompeolas
  • Acuario
  • Salud