Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Revocación de mandato

 PUNTO DE VISTA

Por: Teresa Guerra

REVOCACIÓN DE MANDATO. Ha polarizado mucho a la sociedad la decisión de la Cámara de Diputados de realizar el referéndum sobre la permanencia o no del presidente Andrés Manuel López Obrador en el cargo, el mismo día que se celebrarán las elecciones del 2021.

La revocación de mandato es una practica democrática, preguntar a la sociedad si se continúa, es avance, no es retroceso; el tema, y seguramente lo que inquieta a los partidos de oposición de Morena es que AMLO ha mantenido una popularidad creciente, y al empalmarlo con la elección de legisladores, gobernadores y alcaldes seguramente lo que se busca es que la fuerza política y popularidad del presidente sirva para refrendar la mayoría que actualmente tiene Morena en el Congreso de la Unión y en varios Congresos locales. 

Sin embargo, someterse a votación también conlleva un riesgo para el partido gobernante y el presidente, porque no se sabe qué vaya a ocurrir en la política mexicana de aquí al 2021, pese a que López Obrador ha tenido un aumento en su popularidad, mantener esa fuerza dependerá en mucho de que los beneficios que ha prometido a la mayoría de los mexicanos realmente les lleguen. Más allá de los beneficios para adultos mayores, ninis, estudiantes y otros apoyos que el Gobierno otorgará, también se necesita generar crecimiento económico, aumentar las ofertas de empleo, mejorar los ingresos de la mayoría, y todo ello es un gran reto que no sabemos si realmente se podrá concretar en los próximos años. Menos si lo que observamos es preocupación en el área financiera por el bajo crecimiento del PIB que se pronostica para el país, aparte de la baja en la calificación para las inversiones en Pemex y los cuestionamientos desde círculos económicos a ciertas decisiones del presidente, como es la cancelación del NAIM y la construcción de la refinería en Tabasco.

Así que no hay que adelantarse, ni ver “moros con tranchete”, no es tan sencillo el escenario económico, y en mucho mantener la popularidad del presidente dependerá de que el bienestar y el progreso económico sea una realidad en su Gobierno, en la mayoría de los hogares de los mexicanos. ¿O no?

REVOCACIÓN EN SINALOA. Frente a los excesos y malas decisiones tomadas por algunos alcaldes de Sinaloa, grupos de Morena y externos a dicho partido han pedido que haya revocación de mandato para alcaldes y legisladores también. Hay inconformidad manifiesta, sobre todo para el alcalde de la capital, Jesús Estrada, y para Billy Chapman, de Ahome, sin dejar de tener conflictos el alcalde de Mazatlán y la alcaldesa de Guasave, que han sido cuestionados por integrantes de su mismo grupo político y por ciertos habitantes de sus municipios. De igual manera, se han hecho señalamientos para algunos legisladores, se les cuestiona porque al viejo estilo del PRI-AN el poder los mareó, se han alejado de lo que prometieron, e incluso ni siquiera contestan mensajes ni peticiones de los apoyadores de Morena. Ojalá, dicen, hubiera revocación de mandato a la mitad del periodo de alcaldes y legisladores. ¿Será?

CONFLICTO DE INTERÉS. En estricto sentido, las tres propuestas de ministras para integrarse a la Suprema Corte que recibió el Senado entraban en conflicto de intereses. La ministra designada es esposa del secretario de Comunicaciones y Transportes del Gobierno de AMLO, cierto que es una mujer preparada, sin embargo, si ella quería llegar a la SCJN, su esposo debió declinar integrarse como secretario del gabinete. ¿O no?