Opinión

Rica en tradiciones nuestra culinaria regional sinaloense

HISTORIAS Y AVENTURAS
Avatar del

Por: Rosario Oropeza

Extrañas formas tienen de ser los políticos, cuando andan en campaña te abren la puerta de las promesas a todo lo ancho y luego te cierran el paso a sus "eventos especiales".

Es muy rica y especial nuestra cocina sinaloense, tiene lo propio, lo que la culinaria nacional e internacional no posee, nosotros lo podemos presumir ante propios y extraños, y esto viene desde nuestros ancestros, quienes en la rusticidad de sus alcances inventaron una serie de platillos que ahora disfrutamos y compartimos.

Para abrir boca, ¿quién no ha degustado el sabroso "caldillo"?, típico de Sinaloa elaborado con carne deshebrada y acompañado de huevos cocidos en la misma olla... "La cazuela", "el cocido", "el pollo en caldo con arroz", "los mochomos" de carne machaca, "los tamales barbones de Escuinapa" , y le seguimos para que se relamba.

Nuestras típicas carnes asadas acompañadas con quesadillas, frijoles charros y cebollitas cambray, más su rica salsa tatemada; las cabrerías, conocidas sólo en nuestra tierra; las palomas y codornices al carbón de Mocorito o "El chilpachole o tetexhuite de camarón" propio del sur de nuestro estado.

Y cómo olvidar "Los tacos del Chavo", todos al vapor, propios de ciudad de Los Mochis, donde también tienen fama los "Del Zurdo", estos tacos de carne de puerco adobada, muy dañina a la salud, pero muy sabrosa al igual que los de buche, tripita y panza… ¡Mmmhhh!...

Es muy propio de nosotros, las carnitas y chicharrones de puerco, al igual que en otra especialidad son los mariscos, cuya fama es mundial, tal como el "aguachile", "los callos de hacha" y de "lobina"... Y el pescado zarandeado.

Lo de más antes, "las sopitas con tomate", "sopitas con huevo", "quelites y verdolagas", el chorizo y chilorio, y sin faltar lo clásico de las cenadurías: "gorditas, tamales de puerco, tostadas, enchiladas, flautas, el asado y el pollo a la plaza"; y para el postre, "pinturas o coricos" o un buen jamoncillo de Mocorito.

Y para cerrar, unos "pireyes" de Guasave... ¿Los conoce?... Así le dicen a los raspados allá; en otros sitios les llamamos macedonias… Y ahí la dejamos para disfrutar de unos ricos frijoles refritos con su respectivo quesito rayado encima… ¡Provecho!