Opinión

¡El ‘mundo feliz’ de AMLO, su mayor derrota moral!

ITINERARIO POLÍTICO

Por  Ricardo Alemán

En el imaginario del presidente Obrador existe “un mundo feliz, feliz, feliz” en donde ningún ciudadano –de 130 millones–, rechaza a su Gobierno.

Es decir, según el mandatario, todos, o casi todos los mexicanos, están “felices, felices y felices” con su Gobierno.

Por eso, en ese “mundo ideal”, el COVID-19 nunca fue una amenaza real para la población, y mucho menos para el “superpresidente” mexicano.

En ese “imaginario ideal” el mismo Obrador es inmune al contagio, porque tiene sus “escudos santificados” y morales; los “detentes”, que todo lo curan y hasta lo protegen de todos los adversarios y enemigos.

En “el mundo feliz” que solo ve el presidente de los mexicanos, la enfermedad se cura en casa, con pócimas, ungüentos y vaporizaciones, como recomienda el locuaz Solalinde; nada de hospitales y máquinas respiradoras.

En “el imaginario” de López, la economía mexicana es de las más potentes del mundo y resistirá vendavales, devaluaciones, caídas del precio del petróleo y hasta recesiones, porque “es una mina de oro”.

En “el mundo feliz, feliz, feliz” de AMLO, todos deben acatar la contingencia sanitaria, menos él; prohombre tocado por la mano divina, capaz de tender la mano a la madre del Chapo, pero incapaz de entender y atender a las mujeres y niños con cáncer, a las violentadas; incapaz de velar por la seguridad y la vida de millones de mexicanos amenazados en su seguridad, sus propiedades y su salud.    Y en el “soliloquio” de Obrador, todo aquel incapaz de ver “el mundo feliz” y sus “inagotables bondades”, es enemigo del pueblo bueno; representa a tiranos y conservadores y es un “molino de viento” enviado por enemigos de la Cuarta Transformación para impedir que los ciudadanos beban felices de ese cántaro de miel que es el régimen de López.

Sí, de locos “el mundo feliz” de Obrador. Pero si creían haberlo visto todo y pensaban que con el PRI o el PAN la degradación política había llegado a la cumbre, les faltaba ver la ruina moral de los políticos de Morena, empezando por el Gobierno de Obrador.

¿Lo dudan?

1.- Nunca existió un presidente mexicano que dijera 23 mil mentiras en solo 16 meses y que, aún así, pide al pueblo no dejarse engañar.

2.- Nunca un presidente se adjudicó la baja del precio de la gasolina, cuando el precio cayó por la tragedia petrolera mundial.

3.- Nunca un presidente destruyó deliberadamente el sistema de salud y presumió ser líder sanitario ante una pandemia como el COVID-19.

4.- Nunca un presidente convirtió en éxito un PIB de cero por ciento, como en 2019 y con expectativas de tragedia en el 2020, con menos de 7 por ciento de crecimiento.

5.- Nunca un presidente fue tan irresponsable al negar una pandemia, y menos al invitar a la población a salir a la calle en medio del contagio.

6.- Nunca un presidente presumió un ahorro de 400 mil millones de pesos que no existen; y menos grito estar “sobre una mina de oro”.

7.- Nunca un presidente negó el desabasto generalizado de medicinas y menos culpó de ello a los fabricantes.

8.- Nunca un presidente dijo tal estupidez: “el pueblo curará al pueblo”

9.- Y menos esta: “los conservadores son malos de malondancia”.

10.- Nunca así: “Los medios hasta quieren llevar el conteo de muertos”.

11.- Y menos así: “el escudo contra el coronavirus es la honestidad”.

12.- Tampoco pidió, en plena pandemia, “salir a la calle y abrazarse”.

13.- Y no tal arrogancia: “confíen, yo les aviso cuando puedan salir”.

14.- Y menos un espectáculo como este: “me la quería comer a besos”.

15.- Nunca tanto odio a empresarios: “no vamos a bajar impuestos, al contrario, que paguen; esas estrategias neoliberales ya no usan”.

16.- Nunca dos mujeres, diputadas, pelearon a mordidas y arañazos por el control de comisiones en un Congreso local…. diputadas de Morena.

17.- Nunca un Congreso local prohibió “las peleas entre legisladores y legisladoras, a mordidas y arañazos”. Congreso con mayoría de Morena.

18.- Nunca un gobernador de Morena dijo: “si son ricos, tienen riesgo; los pobres somos inmunes”; tampoco que el COVID-19 se cura “con un mole con pollo” o “con un caldito de pollo”. Estulticia de Miguel Barbosa.

19.- Nunca un empresario dijo: “la gente se cura sola, se contagia pero no es mortal; la vida sigue y no necesita cuarentena”. Estulticia de Ricardo Salinas Pliego.

20.- Nunca un subsecretario dijo: “Sería bueno que el presidente se contagiara”. “Cerrar una escuela por un niño infectado no sirve, mejor espero a que haya 10, pero si me espero a que haya 100 es mejor”. “El presidente no tiene fuerza de contagio porque tiene fuerza moral”. Estulticia de López-Gatell.

21.- Nunca un estulto como John Ackerman había dicho: “el presidente es un científico”.

22.- Y nunca un presidente había dicho, en cadena nacional: “Detente enemigo, el corazón de Jesús está conmigo”.

Sí, “el mundo feliz” de López Obrador es su mayor derrota moral.

Al tiempo.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo