Opinión

¡Luz del Mundo y descontón de Trump a López Obrador!

ITINERARIO POLÍTICO

Iglesia Luz del Mundo.

Iglesia Luz del Mundo.

Del viejo refranero popular: “el que pega primero, pega dos veces”.

Y, en el caso de La Luz del Mundo, el primer golpe, el verdadero descontón al presidente mexicano fue descomunal, sobre todo porque vino del Gobierno de Trump y se produjo en un momento en el que “el horno no está para bollos” en México.

Es decir, que en medio de la escaramuza migratoria y arancelaria entre los presidentes Obrador y Trump, la detención del líder evangélico de La Luz del Mundo fue el primer golpe del norteamericano al mexicano.

Por tanto, el golpe fue doble. ¿Por qué?

Primero, porque la detención del líder religioso exhibe la clase de lacras que financiaron la llegada de Obrador al poder presidencial; lacras como el líder Naasón Joaquín García, a quien autoridades norteamericanas acusan de violación, pederastia y lavado de dinero, entre una veintena de delitos.

Y, segundo, porque el descontón a López Obrador exhibe la fragilidad del presidente mexicano y, claro, de su Gobierno.

¿Por qué la fragilidad de López Obrador?

1.- Porque nadie, con dos dedos de frente, puede suponer que es casual la detención de Naasón Joaquín García y que no existe causa efecto de su estrecho vínculo con el presidente mexicano. En política no hay casualidades.

2.- Porque tampoco es aislado que el presidente mexicano tiene en la religión evangélica, en general y –en La Luz del Mundo–, en particular, a algunos de sus principales guías espirituales y aliados políticos.

3.- Porque la detención del “ministro” de  La Luz del Mundo no solo debilita a la denominación religiosa que profesa el presidente mexicano –cuyo líder fue homenajeado en el Palacio de Bellas Artes, en abierta violación al principio laico del Estado mexicano–, sino que se abre la puerta para hacer público el financiamiento ilegal al partido Morena, en tiempos electorales.

4.- Porque la ilegalidad del financiamiento de la elección de AMLO es el principal ariete que usará el presidente Trump para golpear al mandatario mexicano, al que a partir de hoy convirtió en rehén de lo que declare el jefe y apóstol de La Luz del Mundo.

5.- Al final, porque el líder de La Luz del Mundo también es acusado de lavado de dinero. Y son muchas las sospechas de que el dinero lavado por Naasón fue a parar a la campaña presidencial de AMLO.

Dicho de otro modo, resulta que Obrador está en manos del presidente Trump. Y, frente a ese riesgo, lo que viene es un claro sometimiento del mandatario mexicano a las exigencias de su homólogo norteamericano.

Por lo pronto, la tarde de ayer –luego del primer fracaso de las negociaciones entre AMLO y Trump–, empresarios mexicanos ya daban por hecho que el próximo lunes el Gobierno de Trump anunciará la imposición arancelaria de 5 por ciento a las exportaciones mexicanas.

La idea del mandatario norteamericano es llegar a una segunda ronda de negociación “con la pistola disparada” de ese 5 por ciento de aranceles, para iniciar la verdadera negociación, con ventaja y con un presidente mexicano de rodillas.

Lo peor del caso es que a las negociaciones de México con Estados Unidos –que encabeza Marcelo Ebrard–, no acudió la titular de Gobernación, que es la responsable de operar el Instituto Nacional de Migración.

¿Y eso qué significa?

Que los negociadores norteamericanos saben perfectamente que el gabinete del presidente mexicano se encuentra fracturado y que el tema central del diferendo, la migración, no lo atenderá Gobernación, sino Relaciones Exteriores.

¿Y cuáles son las repercusiones de esa fractura en el gabinete?

También lo saben los negociadores norteamericanos; que mientras no se incremente el presupuesto para el Instituto Nacional de Migración (INM) –que se recortó en más del 50 por ciento–, no habrá acuerdo alguno.

Pudimos confirmar que México aceptó elevar el número de efectivos para detener una cuota mayor de migrantes, pero mientras que Trump no vea los resultados de manera concreta, no retirará la amenaza de los aranceles.

Por lo pronto, en México urge que el presidente Obrador olvide “los floreros” y que nombre verdaderos responsables en la gobernación interna y en la diplomacia con Estados Unidos.

Al tiempo.