Opinión

De dejarse engañar

LECTURAS

Por  Rigoberto Ocampo Alcántar

Va la anécdota propuesta la entrega anterior. En una de las diversas entrevistas para elaborar la Tesis de Doctorado, se obtuvieron estas anécdotas: (1) Estaban en el otoño de 1957 en la antesala de la oficina del presidente Adolfo Ruiz Cortines los secretarios de Gobernación, Ángel Carbajal, y el de Agricultura y Ganadería, Gilberto Flores Muñoz. Ambos precandidatos presidenciales en el régimen autoritario de hegemonía del PRI. Los dos esperaban ser recibidos por el presidente y ya habían pasado otros funcionarios. Pasó primero Flores Muñoz. Cuando le tocó el turno a Carbajal, el presidente le pidió informes de su sector. Al final, le hizo un encargo: “Cuídame bien el expediente del Pollo (apodo con el que se refería el presidente Ruiz Cortines a Flores Muñoz), es importante que esté bien limpio”. Sale Ángel Carbajal directo a la oficina de Flores Muñoz. Y éste lo recibe de inmediato. El secretario de Gobernación se abalanza y abraza al de Agricultura y le dice: “Mi candidato, ya sabes que siempre he estado contigo, que soy un leal seguidor tuyo. Cuenta conmigo para la gran responsabilidad que se te avecina…”. Abrieron botellas y hubo festejo privado. A los pocos días, el 17 de noviembre de 1957, cuando amanecieron con la noticia en la radio que los sectores del PRI se habían pronunciado por Adolfo López Mateos como el candidato del PRI a la Presidencia de la República no podían dar crédito. 

 
De dejarse engañar

DE NO ENGAÑADO
(2) Esa misma mañana, Flores Muñoz se fue a la oficina del presidente Ruiz Cortines. Al llegar fue recibido de inmediato. Estaba en medio de la oficina el presidente y abriendo los brazos le dijo a su amigo: “Perdimos Pollo, nos chingaron”. (3) Meses después, Ángel Carbajal pide acuerdo con el presidente para infórmale de la campaña del candidato del PAN, Luis H. Álvarez. Al término del acuerdo, le pide al presidente si le permite una pregunta. A lo que le responde que sí. Y Carbajal le dice: ¿Por qué me pidió que cuidara y limpiara el expediente de Flores Muñoz si él no iba a ser candidato presidencial? Y el presidente se levanta y abraza a su secretario de Gobernación, diciéndole: “Pero mi querido Ángel, pensé que con eso te había dado la primicia que él no era. Pues de cuando acá un presidente de la República necesita de nadie o nada”.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Así era en tiempo del régimen autoritario, hoy ya no es así. Todos los candidatos (presidencial, a gobernador, senador, diputado federal o local o alcalde) pueden ganar o perder la elección. Sólo el voto de la mayoría de los ciudadanos decide quién es el candidato que ganará la elección. En la Tesis de Doctorado quedó asentado un dato que es uno de los elementos que estuvo, desde 1957, a la base del régimen de transición a la democracia en México:

“Por primera vez (en 1957) en el empadronamiento se discute la inclusión de fotografía en la credencial de elector para evitar fraudes, lo cual es rechazado por el PRI” (Tesis de Doctorado, 1995). Pasaron 35 años para que el Consejo Técnico del Registro Federal de Electores, propusiera la credencial para votar con fotografía, y fuera aprobada por el IFE en 1992. 

DEL FINAL
Hubo un amable lector que reconoció la anécdota. También, anotó el asesinato del exprecandidato, Flores Muñoz, 21 años después del destape de López Mateos: Asesinado a machetazos en su domicilio junto con su esposa. El presunto culpable fue uno de sus nietos, detenido a los pocos días del asesinato y sentenciado, cuatro años después, a 28 años de prisión. Finalmente, tras apelar hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en 1989 obtuvo su libertad. El periodista y novelista, Vicente Leñero, publicó sobre este caso el libro: “Asesinato”. Va una reseña: “En su novela sin ficción (no fiction) Asesinato (1985), Vicente Leñero narra el hecho real del doble asesinato del político nayarita Gilberto Flores y su esposa la escritora Asunción Izquierdo, así como la vida de su nieto Gilberto Flores Alvavez, principal sospechoso del crimen. Apoyado en documentos oficiales, periodísticos y familiares, por ello, es considerada también un reportaje que expone cómo la verdad se oculta en los sistemas policiacos, los intereses políticos y los falsos valores morales  de la sociedad mexicana” (María Lourdes Hernández Armenta, Universidad de Guadalajara). 

PÁRRAFOS: DE PREFERENCIAS ELECTORALES PARA EL 2021
Encuestas van a ir y venir. Pero hay un elemento a anotar, para no dejarse engañar, ni engañarse. Por la pandemia del COVID, todas las últimas mediciones de preferencias electorales son hechas en base a levantamientos telefónicos o vía redes sociales. Si las encuestas telefónicas tienen ya un sesgo muy importante. Las de las redes sociales aumentan considerablemente ese sesgo. Por un lado, dejan fuera de muestra una parte importante del electorado, y, por el otro, pueden ser fácilmente manipulados los datos de levantamiento y presentación de resultados. Dicen los expertos en demoscopia, “cuchareados”. Mientras no se puedan hacer encuestas, cara a cara, será difícil conocer resultados, de preferencias electorales, con una representación y margen de error aceptable. Claro, para que anochezca, cada quién se puede dejar engañar. Ya mañana, habrá alguien que diga antes de abrir los brazos: “perdimos,…, nos chingaron”. En los tres puntos suspensivos antes del punto final, dixit Sabina, cada amble lector ponga el nombre de su preferencia. Claro, ya bien anochecido, el que pagó la encuesta telefónica o de redes sociales, será el de los platos rotos, pues el que la cobró, ya hasta se lo habrá gastado para cuando venga el abrazo.

lecturas_eldebate@yahoo.com

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo