Opinión

De historia de calada

LECTURAS

Por  Rigoberto Ocampo Alcántar

A principios de su gestión, en 1999, el gobernador Juan Millán Lizárraga utilizó una expresión que aún hoy es recordada, al referirse a la escalada de violencia que recibe a los gobernadores de Sinaloa en cuanto son envestidos: “Me están calando”. La estadística demuestra que es un fenómeno cíclico. Las razones y orígenes de esa expresión delincuencial, en la acción social de inicio de cada gubernatura, debe ser sujeto de una investigación a profundidad en el espacio de la ciencia política. También, es verdad que desde Juan Millán, salvo el caso del sexenio que gobernó Jesús Aguilar Padilla (2005-2010), los demás gobernadores han logrado detener ese “cale” y hacer una acción de gobierno que controla los indicadores de seguridad pública. 

El calar viene a ser, pues, una expresión popular sinaloense que busca explicar el reto, con acciones o declaraciones, contra otro que detenta poder. En este caso fue al representante popular electo por la mayoría de votos en una elección democrática. El juicio de la historia va más allá de las calificaciones que cada uno pudo hacer o hará. Ahí están los indicadores. Por ejemplo, en el caso de Juan Millán, su vigencia en la escena política no se explica sin la acción política institucional que ha mantenido con los sucesivos gobernantes. Más allá de su postura política particular. Además, él y Mario López Valdez fueron gobernadores que experimentaron un fenómeno “normal” en las democracias, pero que en México fundó (de fundamentos) la consolidación democrática: la alternancia en la Presidencia de la República. Millán experimentó, como gobernador, la primera alternancia con la pérdida del PRI de la Presidencia.

Paradójicamente, con un candidato sinaloense, el exgobernador Francisco Labastida. Labastida también fue calado por el crimen organizado, y, ha mantenido vigencia política por institucionalidad política, y, porque parte de su equipo original ha llegado a ser, en el caso de su exsecretario de Administración, Esteban Moctezuma Barragán, dos veces y con presidentes de diferente partido político, secretario de Estado. 

En ese sentido, ahora habrá que buscar en el escenario político del 2020, que tipo de caladas hay. Lo que es innegable es que hay, al igual que en 1999, 20054, 2011, 2017, un representante popular que fue electo por la mayoría de los votos en una elección democrática, y, es el gobernador,  Quirino Ordaz Coppel. 

DE LOS PENDIENTES DE PRINCIPIO DE AÑO
Así como a fin de año vienen las listas de regalos, los deseos de darse uno mismo el placer de ir al mercado a obtener la mercancía que dará placer, el principio hay otra lista. Esa empieza con los pagos de placas y calcomanías vehiculares para quienes tienen un automóvil particular. Luego, siguen el predial de la casa habitación, que viene con un descuento importante si se hace en el mes de enero, se habita y no es para rentar. Las cuotas de mantenimiento, primero el aviso del aumento que habrá para este 2020, luego, las cuotas anuales, para los que viven en un edificio o condominio, además, del aumento de las mensuales. Los pagos de los diversos seguros: de carros, de gastos médicos, educativos. Los pagos de las inscripciones para aquellos que pueden contratar servicios educativos para sus hijos o familiares en instituciones privadas. En algunos casos se logra tener descuentos, como el predial, sobre todo si se paga anualmente y en el primer mes. Otros pueden tener la oferta financiera en sus tarjetas de crédito de pagar a meses sin intereses o a una tasa preferencial. 

Así, enero presenta a cada uno una lista de pendientes de pago que refuerzan los retos que vendrán el año entrante. Otros, simplemente deberán de hacer esfuerzos mensualmente para afrontar ese pendiente que no se cubrió anualmente en el primer mes. En fin, esos son parte de los pendientes que ahí están, nada más inicia el año. Quizá el más importante de todas las listas es el que se toma de la educación de los pequeños seres humanos que son los hijos. A ellos que amamos más que a nadie, les vamos a cincelar su futuro con esa decisión. A que maternal o ya muy agringados pre-kínder irán. Ya dijo el secretario de Educación de Sinaloa, Juan Alfonso Mejía López: “Primero de primaria es muy tarde”. Luego, el preescolar o kínder. Después la primaria, secundaria y preparatoria. Para llegar al salto mortal de la universidad. Ya la decisión del posgrado es en sí misma un orgullo, pero decisión al fin en estas fechas. Es pues, esa decisión, una de las más importantes que se toman cada inicio de año. 

PÁRRAFOS: DE TRES PUNTOS ANTES DEL FINAL 
En el recuento del inicio del año, cada uno sabe que hay otros pendientes. Los que ya no están. Aquí y ahora. Pero también, unos que están, pero ya no presentes. Queda el futuro. Sin duda. Entonces, viene el recuerdo de Joaquín Sabina: “Lo peor del amor es cuando pasa, cuando al punto final de los finales no le quedan dos puntos suspensivos…”. Entonces, con el mes de enero, se espera que esos tres puntos duren mucho, porque no se puede, todavía, ver ni sentir el punto final. Cada uno tiene sus propios puntos suspensivos.
 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo