Opinión

De homicidios primer trimestre en Sinaloa

LECTURAS

Por  Rigoberto Ocampo

El gobierno del Quirino Ordaz Coppel en Sinaloa empezó con un alza en los homicidios dolosos que lastimó a la sociedad sinaloense. La apuesta del gobernador fue a hacer una alianza estratégica con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena): poner a coadyuvar a la Policía Militar del Ejército Mexicano en las tareas de seguridad pública en Sinaloa. En ese momento el plan no parecía coherente, podía verse afectado el respeto de los derechos humanos en el Estado. Además, el estado había recobrado índices inferiores a los que se habían presentado en la gubernatura de Jesús Aguilar. Por otro lado, la postulación del gobernador para la Fiscalía fue de un expresidente de la Comisión de Derechos Humanos y exfuncionario de la Comisión Nacional en esa materia. La propuesta de política pública resultaba, lo menos, arriesgada, pero era un nuevo enfoque para combatir la inseguridad pública. La respuesta social fue terrible el primer año. Durante el primer trimestre, como se puede ver en el cuadro de abajo, un aumento de 57% con respecto al mismo periodo de 2016. 

En 2018 la propuesta del gobernador comenzó a surtir efecto. El primer trimestre de 2018 hubo un aumento con respecto al de 2016 de sólo 6%, muy lejos del 57% de 2017. La estrategia demostró su eficiencia al comparar con respecto a 2017, la baja fue de 48%. En 2019, el proyecto ha logrado consolidar su tendencia a la baja: el primer trimestre de 2019 la baja con respecto al 2016 fue ya menor en 16%, al 2017 la caída fue casi del 100%, al llegar a una disminución del 87%, y, con respecto al 2018 cae en 16%. La estrategia del gobernador Ordaz Coppel muestra estadísticamente que está resultando positiva. 

Homicidios dolosos reportados por la Fiscalía de Sinaloa: 
Mes                       2019   2018   2017   2016
Ene                            59       95    143          52
Feb                            66       73    124      117
Mar                           81       92     118        77
1° Trimestre
2019                        206    260  385      246

DE SINALOA Y LA GUARDIA NACIONAL 
La estrategia principal del presidente Andrés Manuel López Obrador en materia de seguridad pública ha sido la creación de la guardia nacional, a partir de los elementos del Ejército, principalmente de la Policía Militar. La guardia nacional fue inclusive en el periodo poselectoral una propuesta que el presidente no ocultó. Al hacer un primer análisis comparado, la política pública de la guardia nacional es muy similar a la que diseñó el gobernador Ordaz Coppel al inicio de su administración. Habría que hacer un análisis más a detalle, pero en principio, son más las similitudes que las diferencias. Inclusive, la primera diferencia operará a favor de las entidades federativas. En los tres primeros años del convenio de colaboración entre la Sedena y el gobierno de Sinaloa los costos de la operación de los elementos del Ejército movilizados en labores de apoyo a la seguridad pública en el Estado han corrido a cuenta del presupuesto del gobierno estatal. El presidente López Obrador anunció que el costo de la guardia nacional no irá a los presupuestos estatales, sino que será absorbido por el gobierno federal. De entrada habrá que observar, en el gasto del gobierno del estado de 2019, si ya esos recursos que sí se utilizaron para pagar a la Sedena, podrán ahora destinarse a gasto de infraestructura o social en el estado. 

DEL PT EN 2001 Y 2002
En ese año, el PT ganó la presidencia de Mazatlán. Eran los tiempos del movimiento social que encabezaba el locutor de radio Jorge Rodríguez Pasos. Su encargo sólo tuvo una duración de unos meses. Luego, vino la presidencia interina del diputado local del PT, Gerardo Rosete. Esta duró sólo 10 meses. En ese lapso, el actual alcalde de Morena, Guillermo Benítez, fue asesor de la presidencia municipal (según la ficha biográfica publicada por el Ayuntamiento de Mazatlán). En ese encargo público, dice esa misma fuente, el actual alcalde fue integrante de la Comisión que realizó el Plan Municipal de Desarrollo 2002-2004. Cómo se puede ver, durante esa gestión el actual alcalde tuvo oportunidad de tener conocimiento de la administración municipal. Además, en esa posición y sus cargos en el PT, pudo tener relación con la regidora del PT en Culiacán en ese trienio, Lucila Ayala de Moreschi. Luego designada por el Congreso de Sinaloa como magistrada del Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Estado y actualmente en litigio en tribunales del Poder Judicial Federal. 

PÁRRAFOS: DE CANDIDATO A REGIDOR Y CANDIDATURA 2021
El actual presidente municipal de Mazatlán, el Químico Benítez, tuvo una acción política desde el inicio del trienio 2002-2004 como cuadro del PT. Esto lo comenzó a forjar, primero como asesor del presidente interino Rosete, y, más tarde lo haría candidato a diputado local en 2004. Luego, vino la convergencia con el movimiento político de Andrés Manuel López Obrador. Cabe mencionar, que en 1998 el Químico Benítez fue candidato a regidor por el PRD, y, aunque no alcanzó en ser regidor, sí fue compañero de campaña y activista de la de gobernador en ese año. El candidato a gobernador fue el actual senador Rubén Rocha Moya. Como se puede ver, estos nombres de políticos que anduvieron alrededor del PT, PRD y Morena, serán los que se vean en los próximos meses perfilando los cuadros que buscarán la candidatura a gobernador por Morena.

lecturas_eldebate@yahoo.com