Selecciona tu región
Opinión

De la diosa fortuna

LECTURAS

Por Rigoberto Ocampo Alcántar

-

A unos la diosa fortuna se les aparece, a otros no. Cada uno puede medir su cercanía con esa figura mitológica. O bien, puede utilizarse la frase popular, “más vale suerte que dinero”. Lo real es que hay quienes tienen suerte, y otros que no. También hay otras referencias populares que subrayan el trabajo, educación y esfuerzo por sobre la suerte. Lo único que es invariable es que las referencias son sobre una acción que se desenvuelve en el futuro a partir de un hecho del presente. Una persona con dificultades económicas anuncia que contraerá matrimonio (un contrato civil) con otra persona que tiene mucho bienestar económico. Muchos pueden comenzar a opinar que la persona con menos dinero tuvo suerte. Pero es una descripción objetiva de un hecho que pasará en el futuro. Nada asegura que en la formalización del matrimonio no haya cláusulas específicas de exclusión en dónde se deje fuera del contrato la cesión de una parte del bienestar económico de una parte a la otra. Por otro lado, una persona que logra establecer una empresa, no es sinónimo de éxito económico. El mercado puede jugarle de manera adversa.

En la acción política la suerte puede ser un factor, sin duda. Conocer a una persona y colaborar con ella para después ascender o caer juntos. La fortuna de conocer a actores políticos en formación, que en unos años después logran ganar poder. En ese momento una persona puede salir del anonimato y convertirse en una fulgurante estrella política, por más que la mayor parte de su actividad profesional se haya desarrollado en otros ámbitos económicos. De igual manera, pude haber quienes tienen décadas de estar desempeñando funciones públicas menores, pero la fortuna de conocer un político que inicia o en desgracia los hace, cuándo ese personaje empieza a hacerse poderoso, lograr un proceso de ascenso. De ejemplos, amable lector, cada uno conoce.

DE URGENCIA DE LEER 

Hay un elemento que va más allá de la buena fortuna, la suerte. Es el conocimiento y manejo adecuado del idioma: leerlo, escribirlo y hablarlo correctamente. Ese conocimiento es un valor agregado en cualquier actividad laboral. Aderezada la inteligencia con el manejo correcto del idioma hace que la posibilidad de llegar al éxito, en la tarea que se emprenda, se vuelva muy alta. Más allá de la suerte. En las décadas que se ha laborado como profesor y en los diversos desempeños profesionales, incluido la publicación de Lecturas, EL DEBATE, se ha insistido constantemente en la urgencia de leer a los otros.

La única forma para lograr los objetivos en una interacción social es el dominio del lenguaje. Es decir, para tener el trabajo deseado, para tener “éxito”, en fin, para lograr las cosas materiales, es necesario el control y manejo correcto de la lengua materna: de forma escrita, hablada y, fundamentalmente, comprenderla. A partir de lo anterior se hace indispensable, urgente, que personas que se dirigen al mercado laboral lean. De por sí será altamente competido el estrecho mercado laboral, ahora si a esto se agrega que no se tenga un dominio del español, entonces el futuro, con altas probabilidades, será muy diferente a las expectativas. Por no decir, como se dice en lenguaje coloquial: se puede augurar un futuro de “losers”.

Apenas el pasado inicio de vacaciones se publicó aquí: “Al entrar de lleno en las vacaciones de verano. No puede dejar de repetirse lo urgente que es leer. Van unas notas, para insistir, siempre, en que hay que leer: La única forma para lograr los objetivos en una interacción social es el dominio del lenguaje. Es decir, para tener el trabajo deseado, para tener “éxito”, en fin, para lograr las cosas materiales, es necesario el control y manejo correcto de la lengua materna: de forma escrita, hablada y, fundamentalmente, comprenderla. A partir de lo anterior se hace indispensable, urgente, leer. De por sí será altamente competido el mercado de trabajo, ahora si a esto se agrega que no se tenga un dominio del castellano, entonces el futuro, con altas probabilidades, será muy diferente a las expectativas…Si en algún amable lector queda la inquietud y nace el interés, valió la pena este grito de urgencia” (18/Jul/2021).

PÁRRAFOS: DE SEGUIR LA LUCHA 

El nuevo ciclo escolar empezó. La lucha cotidiana de los ciudadanos y autoridades contra la pandemia covid-19 avanza. Los mexicanos y sinaloenses llegaremos al final de esta pesadilla. No es cuestión de suerte. Es sin duda, un tema de cuidarnos y cuidar a los seres queridos y a los otros. La vacunación avanza. Falta aún, pero las cifras de contagios bajan. Las cifras de letalidad no permiten, en ningún momento, bajar la guardia o relajar los cuidados. En esa lucha, están los libros. Ellos son los amigos que nunca se irán. De nuevo, va la invitación a leer, en el nuevo ciclo escolar, en los días de asueto, los fines de semana, las noches, en fin, cuándo cada uno pueda. No debemos dejar sola a la diosa fortuna, es mejor que si un día llega encuentre a una persona con un excelente manejo del idioma: leído, escrito y hablado. Seguro le ayuda a la suerte. Y, sin duda, para recordar esta fecha: estará a la base de la INDEPENDENCIA de cada uno.

Síguenos en