Selecciona tu región
Opinión

Del gobernador Rubén Rocha Moya

LECTURAS

Por Rigoberto Ocampo Alcántar

-

Para Xóchitl Alcántar Barraza

El titular del poder ejecutivo del estado de Sinaloa es el gobernador. Él es el responsable de la administración estatal de lo público. Él puede nombrar a los miembros de su gobierno. Ha trascendido que otros gobernadores hasta el puesto público más modesto nombraban. En el caso del actual gobernador, Rubén Rocha Moya, hizo declaraciones señalando que mandos superiores no se coordinan con sus subalternos, y que él nombró a los dos grupos de funcionarios.

Debe recordarse que el actual fue Coordinador de Asesores de dos gobernadores sinaloenses. Conoce la administración pública estatal perfectamente. Sabe que resortes mueven cada botón del gobierno estatal. Pareciera que algunos funcionarios no han tomado en cuenta que ya son parte de su equipo. La lucha de Rubén Rocha Moya por llegar a gobernador va desde mediados de los ochenta del siglo pasado hasta ganar la elección en 2021. Es todo un ejemplo de tenacidad. Ahora, él decide quienes son sus colaboradores. Sin duda hay acuerdos y concertaciones políticas. Pero ahora que ya ganó la elección de gobernador le toca decidir las políticas y funcionarios públicos. Sólo el mismo voto de la mayoría le podrá mostrar una alternancia, en la elección local 2024, en el congreso local y ayuntamientos. Y, en 2027, en la elección de gobernador. Mientras tanto, su función es gobernar para dar certeza a las y los sinaloenses de una sociedad con libertad, seguridad, educación, salud y una economía que permita construir su bienestar. Otros actores tienen la acción política. Su meta será, primero, la elección 2024, y en segundo lugar, la de 2027. Están ejerciendo su libertad. Vendrán convenios de coalición electoral, que aplican sólo para las elecciones, punto. Luego, quedará la opción, como existe desde 2018, de un gobierno de coalición. Ya contemplado en la Constitución de México. En Lecturas, EL DEBATE, del domingo, revisaremos ese tema, y como puede, o no, aplicar a Sinaloa, más allá de las elecciones.

De madre y libertad

Ya acaba mayo. Van unas notas de como nuestra madre enseñó a sus hijos a ser libres. Sin duda, un ejemplo de su propio padre, mi abuelo el Profesor Anselmo Alcántar, normalista hasta el fin de sus días, en Sonora, Sinaloa y Nayarit. Van unas líneas, parte publicadas aquí en EL DEBATE (13/Sep/2020), y que a los 85 años de mi madre quiero dedicarle antes que acabe este mes de mayo: En una ocasión, hace muchos años los cuatro hermanos platicábamos con nuestra madre sobre nuestra ida a estudiar fuera de Mazatlán a la preparatoria desde muy jóvenes. Ella nos dijo algo que siempre me ha acompañado: “Mijos, yo llegue al mundo sola y sola me voy a ir”. Ella es una mujer sinaloense que desde que terminó la secundaria, con carrera técnica, trabajó. Hizo ya de adulto la preparatoria. No dudo que un día nos llegue con la novedad que quiere hacer una licenciatura a sus 85 años. Ha recorrido más de la mitad del planeta. Desde Rusia hasta la costa norte del Pacifico de los USA. Quiere regresar a Rusia, seguro acabando el conflicto bélico preparará su viaje. Cada año va y se está temporadas en Portland, Oregon con mi hermana Xóchitl. Se le atravesó la pandemia del coronavirus, pero resistió dos infecciones de COVID 19. Y, para noviembre del año pasado ya estaba de nuevo en Portland. Por supuesto, en diciembre pasado no dejo de hacernos comentarios de sólo ir a la Ciudad de México, cuándo mi hermano Rolando le canceló el viaje a Santiago de Chile. No ha avisado, pero ya debe estar preparando ese viaje, que ella dice, le debe Rolando.

Desde muy jóvenes nos dio la libertad y nos ayudó a tener los medios para vivirla en nuestros estudios de preparatoria y licenciatura. La libertad es algo que nos enseñó a defender. Siendo una mujer en Mazatlán, Sinaloa, se ha distinguido por ser una mujer libre y hacer su labor social. No deja de disfrutar lo que le gusta. Eso también nos ha enseñado.

Párrafos: De tenaz

Y, sobre todo nos ha enseñado, a ser tenaces. En la adversidad y el bienestar. Su hermana, mi tía Lorenza, también profesora normalista como mi abuelo, cuándo le mencioné, camino a la Ciudad de México a estudiar la preparatoria, junto con mis hermanos, que era muy terco, me dijo: “No mijo, eres tenaz”. Así seguirá mi madre, tenaz disfrutando su vida. Con sus cuatro hijos viéndola y siguiéndola libre en su vida. Quizá, sólo quizá, así se explica la vida de sus hijos, desde Santiago de Chile hasta Portland, Oregon, desde la UNAM, París, Madrid, Hermosillo, Cabo San Lucas, Stanford y Seattle. Y muchos otros puntos del planeta, que se le han ido describiendo.

Para sugerencias y comentarios: E-mail: lecturas_eldebate@yahoo.com

Rigoberto Ocampo Alcantar
Síguenos en