Opinión

¿Qué hemos aprendido a menos de un año de las elecciones 2021?

EN MARCHA

Por  Roberto Cruz

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México(Foto: Reforma)

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México | Foto: Reforma

La cuenta regresiva para las próximas votaciones ya comenzó. Estamos a menos de un año de la jornada electoral del domingo 06 de junio de 2021, donde los sinaloenses vamos a elegir al próximo gobernador o gobernadora, 40 diputados locales, 7 diputados federales y 18 alcaldes. En esas mismas elecciones los mexicanos vamos a votar para elegir 500 nuevos diputados federales, 15 gobernadores, casi dos mil alcaldes y más de mil diputados locales; en suma, son más de 20 mil puestos de elección popular contando síndicos y regidores de todo el país.

Ante este proceso electoral ya en puerta, el presidente Obrador se pronunció con su estilo polarizador diciendo que solo había dos opciones, señalando que “ya vienen las elecciones el próximo año, si no están de acuerdo con lo que estamos haciendo y quieren que regrese el régimen de corrupción, de privilegios, de injusticias, pues a votar para que regrese el pasado, para regresar a lo que había (PRI y PAN). ¿No están de acuerdo y quieren seguir apoyando la transformación (4T de Morena)? Pues adelante, vamos por ese voto”. Entonces queda muy claro que para el presidente nomás hay de dos sopas, el Prian o Morena y su 4T. Pero, ¿en verdad los mexicanos y especialmente los sinaloenses seremos tan mediocres y tan cobardes como para aceptar que solo tenemos estas dos opciones? De hecho, pregúntate: ¿en verdad existe alguna diferencia entre el PRI, PAN o Morena?

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

 

¿Acaso con Morena ya no hay corrupción?, ¿y Manuel Bartlett papá e hijo? ¿y el aumento del 77 % de compras sin licitación pública, sin transparencia? Y si hablamos de injusticias, ¿a poco los abusos en tu recibo de luz por parte de la CFE de este Gobierno de Morena son diferentes a los mismos robos que cometían el PRI y PAN? ¿Acaso ya se solucionaron los reclamos de nuestros productores del campo sinaloense? ¿La 4T ya les cumplió sus legítimas demandas a las maestras jubiladas y los profes pensionados y en activo, que tanto les prometieron en campaña? La verdad es que en materia de inseguridad y violencia estamos igual de mal que antes, y en cuanto al desempleo y la crisis económica estamos mucho peor; y eso sin hablar de los panistas y priistas que ahora “ya no son corruptos” porque están en la 4T. ¿Desde cuándo un jugador cochino se “transforma” en un jugador limpio solo por cambiar de camiseta o de cancha? 

Lo cierto es que el presidente Obrador está en campaña ya preocupado, no por el avance inexistente en las preferencias electorales del PRI o PAN, pero sí por la decepción de su gobierno y la evidente caída en las encuestas de Morena, su 4T y de él mismo. De hecho, esta caída va desde la perdida de 21 hasta 37 puntos en las encuestas publicadas en los últimos 12 meses, lo cual no se ha visto capitalizado ni por el PRI ni por el PAN. Todo lo contrario, PRI y PAN continúan en la lona electoral y esos puntos cada día más están engrosando las filas de los ciudadanos indecisos que “no quieren regresar al pasado” del Prian, pero ahora, decepcionados, tampoco están de acuerdo con la forma de gobernar de Morena y su 4T.

Un ejemplo claro lo tenemos en Sinaloa con las elecciones para gobernador, donde Morena llegó a tener a finales del 2018 una ventaja enorme por arriba del 51 % de las preferencias electorales contra el PRI, con apenas 19 %, y el PAN, 7 %, según el promedio de las encuestas publicadas (vivienda y telefónicas, no de Facebook). Sin embargo, debido a la decepción de la gente por los diputados y alcaldes de Morena e incluso del propio presidente, hoy la diferencia apenas si rasguña un solo dígito de entre 5 y 7 puntos entre Morena y el PRI, lo cual deja a ambos partidos en un empate técnico para la gubernatura, y esto se refleja en la estrepitosa caída de Morena, ya que el PRI y el PAN siguen en la lona prácticamente igual que en 2018 con 21 % y 8 %, respectivamente. 

Esta decepción genera un desánimo muy fuerte entre la gente buscando un mayor abstencionismo en las siguientes votaciones y con ello activar las pestilentes estructuras del PRI con posibilidades de triunfo debido a la baja participación. El PRI no sube en las encuestas, pero ahora está en posibilidad de ganar gracias a la caída de Morena; así tal cual AMLO le debe su triunfo al Prian por su corrupción y su mediocre inversión en educación; mientras que ahora el PRI le debe a Morena estar de nuevo con posibilidades de mantener la gubernatura en Sinaloa, por sus pésimos gobiernos. Karma partidista entre iguales.

Por lo tanto, retomando la pregunta del presidente: ¿quiero volver al pasado del PRI y PAN? No. ¿Quiero apoyar la 4T? Tampoco, y menos si es todo o nada. ¿Qué acaso los ciudadanos no podemos estar a favor de ciertos temas que impulse el Gobierno y en contra de otros asuntos que no estemos de acuerdo con ellos? Lo cierto es que el presidente con estas posturas solo reflejó su miedo de perder en 2021, y se entiende que el presidente tenga miedo, lo que no entenderé jamás es que los ciudadanos seamos cobardes o mediocres conformistas. 

Yo no me conformo con estas dos opciones del Prian o Morena. Creo que los mexicanos y en especial los sinaloenses, que por naturaleza somos valientes, nos merecemos algo mucho mejor que estos partidos políticos. Piénsalo, ¿eres de los que se van a conformar o eres de los que aún tenemos esperanza de cambiar? Tú decides, pero recuerda que lo que decidas, se lo estarás enseñando a tus hijos. Como ciudadanos, la esperanza está en nosotros y el cambio depende de ti.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo