Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Robo de combustible

NUESTRA OPINIÓN CULIACÁN

Desde hace unos años a la fecha, uno de los negocios más redituables, para quienes gustan dedicarse a actividades ilícitas, es el robo de combustible de los ductos de Pemex a través de las llamadas 'ordeñas' o tomas clandestinas.

No es la primera vez que a los ladrones de combustible las cosas les salen mal, incluso ya ha habido quienes han perdido la vida al dedicarse a dicha actividad, como el caso que se registró en julio de 2011 en el sector Humaya de esta capital, donde un depósito clandestino de diesel explotó, causando la muerte de cuatro personas y cuantiosos daños.

En esa ocasión fallecieron tanto ladrones de combustible como personas ajenas a dicha actividad.

Un mes antes, otra persona ya había muerto en una toma clandestina ubicada en el municipio de Mazatlán.

De igual forma, se ha detenido a más de un centenar de personas relacionadas con dicho delito, y se han asegurado un mayor número de vehículos que usan para transportar la gasolina o diesel robado.

A pesar de los riesgos que implica, los ladrones de hidrocarburos insisten.

Ahora han provocado que dos lagunas ubicadas en Estación Rosales, al norponiente de la ciudad, estén contaminadas con diesel.

Desde el pasado 28 de diciembre el combustible contaminó el agua, luego de que la situación se saliera de control a unos sujetos que pretendían 'ordeñar' el ducto de Pemex que pasa cerca del lugar.

Eso ha ocasionado la mortandad de peces y daños irreversibles en el suelo.

Empleados de Pemex se encuentran laborando en el sitio a marchas forzadas para tratar de parar la contaminación del lugar.

Todo eso se podría evitar si la ciudadanía denunciara a quienes venden hidrocarburos robados, en lugar de comprarlos por ser más baratos.