Opinión

El deporte bajo el semáforo

SOBRE LA JUGADA

Por  Rosario Alberto Leyva

Desde el pasado mes de marzo, cuando se dio la pausa definitiva al deporte debido al Covid, todos han estado bajo el análisis de lo que diga un semáforo epidemiológico. Al principio nos dijeron que solo 40 días bastarían para que todo regresara a la normalidad, hasta una canción andaba siendo éxito en redes sociales.

Pero esa cuarentena ya está a punto de llegar al año. Desafortunadamente el deporte en muchas ocasiones se ha manejado a la manera particular de cada autoridad municipal. Muchos ediles se contradicen con lo que prohíben y con lo que autorizan.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Un ejemplo muy claro recientemente fue Guasave, donde por las mañanas suspendían juegos amistosos de futbol y por las noches el estadio Carranza Limón estaba hasta las lámparas de lleno. Contradictorio, decisiones que finalmente tienen un costo político.

En Sinaloa de Leyva, El Fuerte, Culiacán, Mazatlán y Angostura ya tienen desde hace varios meses el deporte en acción. He sido testigo de lo organizado que son para seguir los protocolos de salud, y les ha ido bien. Ahora Ligas Infantiles anuncian que esperarán más tiempo para decidir cuándo regresan a la acción, mientras en Culiacán ya están entrenando a todo vapor.

Aquí en Guamúchil no se ve para cuándo, ligas locales de beisbol, futbol y basquetbol que no llenan estadios y que pudieran vigilarse en el apego y cumplimiento de los protocolos, como se hace en el vecino municipio de Angostura. Los deportistas deberán esperar, aunque muchos ya emigran a otros municipios debido a que aquí no se tiene para cuándo.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo