Opinión

El tiempo vuela, los años pasan, ¿y la juventud?

HISTORIAS Y AVENTURAS...

Por  Rosario Oropeza

Hoy no habrá fiesta grande. Culiacán celebra 489 años de su fundación. Solo el recuerdo queda de aquel viejo pueblo de carretas y estrechas calles.

Somos un legado de creatividad e ingenio. Los mexicanos sacamos raja de todo, y hasta de las historias amargas hacemos del buen humor una canción, o en la actualidad un meme.  

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

No sabemos quién sea el autor, pero a varios nos queda el saco, y a la pura medida: “¡Ay, maldita juventud! Te fuiste sin darme cuenta. De la noche a la mañana yo ya llegué a los sesenta. Se me hace muy difícil que llegue yo a los ochenta. Recuerdo que antes corría, y a veces hasta volaba; ahora no puedo pararme, tengo una pata doblada, tengo las rodillas chuecas y la espalda jorobada. Antes montaba a caballo y a veces en bicicleta; ahora no puedo subirme ni siquiera a la banqueta. Tengo las patas bien chuecas, que hasta parecen orquetas. 

“Cuando tuve juventud, yo fui muy atrabancado y tuve muchas mujeres, fui muy enamorado. Ahora pa dar unos pasos, parezco burro maniado; para calmar mis dolencias traigo un morral de pastillas y también unas pomadas pa untarme en la rabadilla, aparte de unos remedios que tomo todos días”. 

¡Qué golpe tan duro!...

 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo