Opinión

La tenería Atlas, su equipo de fut y un mal portero

HISTORIAS Y AVENTURAS...

Por  Rosario Oropeza

Sobre cualquier circunstancia, un individuo no representa mucho, pero la suma de varios significa todo.

Corría la década de los sesenta, íbamos a la secundaria SNTE ahí por la Rosales, entre Serdán y Andrade, faltaba un maestro, y vámonos de “pinta” una hora para visitar la zapatería Canadá y soñar con unos bostonianos o unos tenis blancos de meter el pie. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Así descubrimos un almacén muy grande techado con lámina galvanizada por la Buelna entre Carrasco y Rubí, era la tienda de la tenería Atlas, dedicada a curtir pieles, la industria se ubicaba en el pueblo del Barrio, hoy colonia de Culiacán. 

La tenería Atlas la fundó el alemán Ricardo Timmermann a finales del siglo 19, era exitosa, proveía de cuero a las fábricas de calzado y bolsas, hoy suplantado por material sintético.

Don Ricardo era alto de estatura y su pasión el futbol, así es que creó un equipo llamado Tenería Atlas, contrató gente de otros estados con el fin de hacerlo fuerte y combinaban el trabajo con el deporte.

Se autonombró portero del equipo, pero era tan malo, que en medio de un importante torneo los demás miembros de la oncena lo quisieron sacar, pues no detenía ni un balón, a lo cual respondió: “Ustedes me sacan, y aquí se acaba el equipo y se quedan sin trabajo, ustedes saben”... ¡Qué golpe tan duro! 

 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo